Cómo hacer un exfoliante natural con sal marina

La sal marina es un ingrediente muy útil para hacer productos naturales para la piel.

Aquí te damos la receta de un exfoliantes que, sin dudas, será de gran utilidad.

Si te gusta caminar por la orilla del mar, sintiendo la calidez de la arena y la frescura del agua en tus pies, quizás hayas notado la suavidad que da a tu piel la arena y la sal marina.

La arena de la playa y la sal del mar son exfoliantes naturales, y aunque no resulte beneficioso aplicar arena en el rostro y en otras zonas de tu cuerpo, si puedes hacer con la sal marina un exfoliante casero estupendo.

Vamos a ver a continuación cómo hacer un tratamiento limpiador natural para tener la piel suave y brillante.

Exfoliante con sal marina

Ingredientes:

  • Sal marina
  • 1 taza de bicarbonato de sodio
  • Glicerina vegetal
  • 6 o 7 gotas de aceite esencial

Cómo elaborar el exfoliante:

Mezcla todos los componentes en un recipiente hondo.
Puedes utilizar aceite esencial neutro o elaborar un aceite esencial de tu aroma favorito, mezclando aceite esencial neutro con polvos de esencias preparadas por ti misma.

Para ello, debes machacar en un mortero la hierba o la flor elegida, mientras agregas gota a gota el aceite esencial. Deja estacionar unas horas en un lugar oscuro y fresco, cuela el líquido y colócalo dentro de un frasco hermético junto con una ramita de la hierba que has preparado, o algunos pétalos de la flor.

Luego que hayas mezclado todos los ingredientes necesarios para hacer el exfoliante de sal marina,  aplícalo en tu cuerpo dándote masajes circulares, comenzando desde los pies hacia arriba y omitiendo el cuello, pues la piel de esa zona es muy delicada.

Llena la bañera con agua tibia, vierte unas gotas de aceite esencial, recuéstate y relájate, permitiendo que los poros de tu piel absorban los ingredientes de la preparación.

Al salir del baño, sécate con una toalla sin frotar, espera a estar completamente seca, coloca unas gotas de aceite esencial entre las palmas de tus manos, y frota tu cuerpo continuando con los masajes circulares.

Luego de la exposición al sol y de la aplicación del exfoliante, las propiedades de la sal marina darán a tu piel un brillo natural, resaltando el bronceado y dando tersura y suavidad a tu cutis.

Haz un tratamiento continuado durante varias semanas, para obtener un óptimo resultado.

[amazon_link asins=’B0725L1YX4,B073RY79DB,B01K9W6N2W,B001ABLKK2,B07C1LDQ8B,B007CZXGS4,B016LGL5B4,B072XNJJ2Z,B01782H7Q2′ template=’ProductCarousel’ store=’wwwguiasana-21′ marketplace=’ES’ link_id=’d983de51-7386-11e8-b289-d17ce34809d9′]

Fuente: http://sosbellezanatural.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies