Pastel de frutos secos y cabello de ángel

El cabello de ángel resulta de caramelizar la pulpa de varias frutas de la familia de la calabaza. El resultado son unas fibras doradas y dulces, riquísimas para rellenar tartas, cocas, empanadillas…

Ingredientes:

  • 1 lámina hojaldre congelada (250 gr.)
  • 400 gr. cabello ángel
  • 150 gr. frutos secos crudos variados: nueces, almendras, avellanas, piñones, coquitos (castaña de brasil), pipas de calabaza, pipas de girasol,…
  • 2 cucharadas de sirope de ágave, yacón, etc. para endulzar
  • 3 cucharadas de canela molida

Elaboración:

Estira levemente el hojaldre descongelado sobre una superficie lisa con un poco de harina espolvoreada, y ayudándote de un rodillo. Pincha con las puntas de un tenedor para evitar que luego suba demasiado.

Divídela por la mitad con un cuchillo, que te queden dos rectángulos iguales. En una bandeja para horno, coloca una parte sobre un papel para hornear. Reparte el cabello de ángel sobre toda la superficie con un tenedor, procurando que quede un grosor uniforme de 0,5-1 cm.

Coloca encima la otra mitad de la masa. En un mortero o con un molinillo automático, muele de manera gruesa todos los frutos secos, salvo las pipas, que las añades cuando estén triturados.

Agrega dos cucharadas del sirope de ágave y tres de canela. Remueve hasta que quede todo impregnado por igual, y reparte sobre la superficie del pastel. Mete al horno, precalentado a 180ºC, durante aproximadamente 45 minutos.

Si vieses que a la masa de abajo le faltan unos minutos, pero que los frutos secos están ya dorados, cubre éstos con papel de aluminio, y pon el calor del horno sólo para la base. Una vez cocido y dorado, saca y deja enfriar completamente. Sirve cortándolo en cuadrados pequeños.

Consejos:

Si no tuvieras rodillo de amasar, sírvete de una botella de cristal grande, y utilízala del mismo modo, haciéndola rodar. Cada horno es un mundo, por eso el tiempo de cocción es orientativo.

Debes controlar que quede hecho y dorado, pero sin llegar a quemarse. Utiliza los frutos secos y semillas que más te gusten o tengas a mano, pero recuerda que deben estar crudos y sin salar: pistachos, anacardos, semillas de sésamo, semillas de lino.

Fuente: http://www.ecoagricultor.com/2013/02/pastel-de-frutos-secos-y-cabello-de-angel/

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies