¿Cuáles son los antinflamatorios naturales?

Es un tema que preocupa a todos las personas que practican algún deporte, ¿quién no ha tenido una inflamación alguna vez.

La inflamación es una alarma donde el cuerpo desvía su flujo sanguíneo causando enrojecimiento, calor, hinchazón y dolor en una zona donde tenemos algún tipo de lesión.

Por consecuencia hay algo que no va bien, que mejor no tocar o que descansemos.

Puede suceder que esta respuesta sea anormalmente prolongada o demasiado intensa. En esas ocasiones es recomendable el uso de antiinflamatorios (naturales o no) que nos ayuden a que esta respuesta sea menor. Lo ideal es tratar de entender cuál es el origen de esa inflamación persistente y atajarla desde ahí.

Los fármacos antinflamatorios logran frenar la reacción controlando la acción de las sustancias químicas producidas por el cuerpo que median en el proceso inflamatorio.

Pero tienen muchos efectos secundarios: son irritativos para la pared del estómago (por el contacto); los antinflamatorios no esteróideos inhiben la producción del gel protector de la pared del estómago, lo que junto con la irritación, genera molestias estomacales, riesgo de hemorragia gástrica y de úlcera péptica; los antinflamatorios derivados de la cortisona, además si se usan durante tiempo prolongado, pueden causar descalcificación, osteoporosis, irritabilidad, obesidad, diabetes mellitus, etc.

Por todo eso, es que buscamos antinflamatorios naturales:

Hay una gran cantidad de plantas con esa propiedad por lo que dependiendo de cuál sea el tejido afectado elegiremos una u otra.

• Respiratorio: salvia, malva, gordolobo, calaguala…
• Laringe, faringe: erísimo, lespedeza…
• Dolores reumáticos: Harpagofito, ulmaria, romero, cúrcuma, grosellero negro, jengibre…
• Urinario: maíz, grosellero negro, malva, lespedeza…
• Hepático: boldo, cúrcuma…
• Digestivo: Uña de gato, kudzu, manzanilla….
• Traumatismos (golpes, caídas, etc.): a nivel tópico podemos aplicar cremas o lociones a base de harpagofito, clavo, árnica, sauce, etc.

Los antinflamatorios naturales no tienen efectos secundarios y el mejor de todos es una buena alimentación:

evita grasas hidrogenadas o saturadas, evita carnes grasas, alimentos industriales, lácteos, alimentos con elevado índice glicémico (pan blanco, azúcar añadido).

Consumir frecuentemente pescado azul, semillas de lino o suplementación en omega 3, alimentos ricos en magnesio y fibra:

verduras de hoja verde, legumbres, cereales integrales, alimentos ricos en antioxidantes: verduras amarillas, naranjas, rojas. Utilizar especias con compuestos antinflamatorios: jengibre, romero, cúrcuma.

En todos los casos le recomendamos consultar con su médico, terapeuta u otro profesional de la salud competente.

Fuente: http://visitemosmisiones.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies