La Obsidiana y sus propiedades

A veces confundida con los cuarzos ahumados muy oscuros, la obsidiana no es en realidad un cristal, sino un fedelpasto silícico de aluminio anhidro, vitrificado por la acción de fenómenos volcánicos

Bajo condiciones de alta presión y temperatura. Veamos entonces las características de este fedelpasto y que aplicaciones le podemos dar tanto en nuestros hechizos como en las prácticas de terapias curativas.

Se trata en definitiva, de una roca eruptiva, cuyo color negro, de brillo vítreo una vez pulida, es, junto con el azabache, uno de los más profundos entre todos los conocidos en la naturaleza.

Los yacimientos de obsidiana más fructíferos son quizás los del geosinclinal andino, sobre las vertientes de nuestra Argentina, que se extienden, aunque no con el mismo rendimiento.

Hasta el norte de las Montañas Rocosas, geológicamente unidas a los Andes; entre otros puntos, también pueden mencionarse como importantes los de la isla de Lipari y los de los faldeos orientales de los Urales, en la región de Siberia.

Energía: Proyectiva

Planeta: Saturno

Elemento: Fuego

Deidad: Tezcatlipoca (en azteca, «Espejo Humeante» o «Espejo resplandeciente»)

Poderes: Protección, asentamiento, adivinación, paz

Propiedades de la obsidiana para el cuerpo:

Buena contra la esterilidad y las depresiones postparto y recomendada en embarazadas porque previene malformaciones. Alivia las inflamaciones procedentes de virus y bacterias y los dolores de los huesos.

Ayuda a que las heridas no se infecten.

Propiedades para la mente:

Es un gran protector contra el bloqueo mental porque ayuda a quienes tienen dificultad para pensar, crear o plasmar el pensamiento, así como para aquellas personas con una gran sensación de vacío mental.

Hace que ganemos libertad interior y amplia las percepciones esclareciendo la realidad.

Guía nuestra mente por las zonas oscuras del inconsciente haciéndonos ver todo aquello que hay en nuestro interior ya sea bueno o malo.

Esta cualidad hace que podamos corregir lo que no nos gusta y también pone de manifiesto nuestras cualidades espirituales ayudándonos a desarrollarlas.

Buena para los estados de depresión y angustia.

Produce recuerdos de vidas anteriores. Protege a las personas que suelen ser víctimas de abusos por parte de otras más dominantes y de carácter fuerte. Buena para quienes no controlan sus impulsos.

Tradición mágico-ritual:

La obsidiana es lava que se ha enfriado con tanta rapidez que los minerales dentro de ella no han tenido tiempo de formarse.

Los antiguos Aztecas fabricaban espejos planos y cuadrados con este fedelpasto negro para usarlos como elementos para la adivinación.

Era un material muy popular para la fabricación de cuchillos de piedra, puntas de lanza y cabezas de flecha, y cuando se usa con este propósito se conoce comúnmente como «pedernal».

Acción Psíquica:

Es el remedio para el descontento, para la incertidumbre, para quienes sienten el deseo de hacer algo y no saben que.

Su gran poder magnético permite ordenar los impulsos mentales erráticos para encaminarlos hacia objetivos concretos de realización.

Es de gran ayuda para aquellos que en su interior alojan un potencial realizador, pero no encuentran la forma de proyectarlo hacia algo positivo.

La claridad para observarse internamente es su gran virtud; por eso, no es recomendable para personas con muchos conflictos internos, pues reconocer el origen de éstos puede resultarles traumático y contraproducente a quienes no son suficientemente maduros.

Acción Energética:

Su energía actúa en el plano espiritual del hombre, permitiéndole manejar sus emociones, para que éstas no interfieran en el conocimiento verdadero de su autentico yo.

Es necesaria una voluntad bien desarrollada para lograr este objetivo, ya que el éxito en la tarea de un conocimiento interno profundo requiere de fortaleza para corregir las cosas negativas que se alojan en lo más interno del ser.

Opera a través del Centro Energético ubicado en el entrecejo (Ajna).

Su efecto es la separación.

Usos mágicos:

Es una piedra que asienta y da equilibrio.

Sostenerla en las manos o colocarla debajo de los pies descalzos cuando te sientas desorientado o no puedas poner tu vida física en orden.

Es efectiva cuando se lleva o usa en rituales protectores.

Las esferas de obsidiana, que aún se fabrican en México, son magníficas herramientas para adivinar el futuro.

Comúnmente se lleva para la buena suerte, pero también funciona para hechizos de protección y de adivinación.

El nombre obsidiana proviene del latín obsidianus, como mención a un centurión romano que por primera vez la trajo desde Etiopía, aunque Plinio la mencionaba en sus escritos como obsianus lapis.

En uno de sus tratados Ad Lithicum, Plinio menciona una curiosa bebida, cuyos «…poderes mágicos permiten ver el origen de todas las cosas.

Se mezcla polvo de obsidiana, talco, mirra y lágrimas de resina de pino petrificada – ámbar- con vino tinto y se bebe antes de conciliar el sueño.»

Los guijarros se denominan «lagrimas de Apache».

La obsidiana es fundamentalmente una piedra de protección, aunque los espejos de obsidiana se han utilizado para la cristalomancia.

La obsidiana nevada es buena para ponerla en la billetera para que nunca falte el dinero.

Fuente: http://piedrasesotericas.blogspot.com.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies