¿Usted desea tener la piel suave y brillante sin tener que gastar una fortuna en productos de belleza? Aquí hay una receta casera que utiliza elementos que probablemente ya tiene en su armario de la cocina.

Los ingredientes:

  • Aceite de oliva virgen extra
  • Miel
  • Bicarbonato de sodio

Tanto el aceite de oliva y la miel tienen propiedades hidratantes que mantienen la piel suave y tersa. El aceite de oliva penetra profundamente en la piel, lo que ayuda a reparar la piel, favoreciendo la elasticidad y reducción de las imperfecciones.

La miel combate las bacterias, contrae los poros de la piel y protege la piel del daño solar y las arrugas prematuras. También hidrata la piel.

El bicarbonato de sodio actúa como un agente exfoliante suave, reduce el enrojecimiento causado por los brotes y aumenta la circulación. También ayuda a tratar el acné y las espinillas, eliminando el exceso de grasa y células muertas de la piel.

Otra ventaja de esta máscara de la belleza es que es adecuado para todo tipo de piel. Los ingredientes no son ni demasiado secos ni demasiado grasosos.

  1. Ponga una cucharadita de aceite de oliva extra virgen en un tazón.
  2. A continuación, añadir media cucharadita de miel.
  3. Añadir una cucharadita de bicarbonato de sodio también.
  4. Mezclar bien los ingredientes hasta formar una pasta fina. Si desea una pasta espesa, agregue más bicarbonato de sodio.

Fuente: http://mascarillascaserasparalacara.com/mascarilla-caseras-para-dar-brillo-a-la-cara.html

¿Me ayudas a difundir? ¡Comparte!Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies