Masaje metamórfico

El Masaje metamórfico es una técnica incluida en la Naturopatía Manual, aunque socialmente es conocida como terapia natural o terapia alternativa.

BENEFICIOS

La técnica de Masaje metamórfico se conoce también como Terapia prenatal o Metamorfosis. A través de este masaje se trata de conectar nuestro presente con nuestro pasado, con nuestro período prenatal, para revitalizar la energía y generar bienestar.

Se estimularán zonas de nuestro cuerpo que están relacionadas con ciertos aspectos de nuestra mente y con dolencias físicas que hemos padecido. El Masaje metamórfico intenta, principalmente, corregir.

VENTAJAS

  • Indicado para todas las edades, especial para niños y bebés y embarazadas.
  • Totalmente seguro.
  • Agradable de dar y de recibir.
  • Fácil de aprender.

CARACTERÍSTICAS

El Masaje metamórfico se creó a mediados de la década de los 60 y se encuentra actualmente en plena ebullición. El británico Robert St. John, naturópata y reflexólogo, descubrió un mapa psicológico del ser humano que se reflejaba en el pie, al igual que los puntos de reflexología podal.

Descubrió dos zonas principales, la del padre y la de la madre, entre las que se encuentra el mapa reflejo del período de gestación.

La zona del padre se corresponde con el momento de la concepción y la zona de la madre se relaciona con el momento del nacimiento.

Se sitúa en la zona de reflejo de la columna vertebral correspondiente a la Reflexología podal y en ella encontramos la zona de preconcepción, la zona de concepción, la del compromiso con la vida, la zona de postconcepción, la de la animación, la zona el prenacimiento y la del nacimiento.

Esta técnica nos conecta con los nueve meses del período de gestación y nos transporta para descubrir nuestro proyecto de vida. Durante esos nueve meses se conforman nuestras estructuras físicas, mentales y emocionales. La vida posee sus raíces en el período anterior al nacimiento.

Esta técnica tiene sus bases en la visión holística de la Naturopatía, que entiende el cuerpo, la mente y las emociones como todo único e indivisible. Este concepto global es necesario para utilizar el Masaje metamórfico, que posee la meta de alcanzar el conjunto energético de la persona buscando una armonía física, mental y emocional.

En esta técnica es indispensable que el terapeuta muestre una actitud relajada y receptiva. Con el Masaje metamórfico se libera y alivia la tensión mental y emocional y se provoca la relajación física.

La persona recupera el ímpetu vital, los bloqueos se eliminan y se entra en un proceso de autocuración. Se accede a una sensación de bienestar, fluidez y plenitud.

Esta técnica es un instrumento muy útil para la evolución personal, abordable por cualquier persona y fácil de aprender y de incorporar a nuestra rutina diaria.

Está aconsejada para cualquiera que pretenda emprender cambios que puedan aumentar su calidad de vida, el cambio proviene de nosotros mismos, de nuestro interior.

Patologías para las que puede estar indicada:

  • Depresión
  • Enfermos terminales
  • Estrés
  • Hiperactividad
  • Patologías físicas que se resisten a otras terapias
  • Patologías mentales
  • Síndrome de Down

Contraindicaciones:

  • El Masaje metamórfico está contraindicado en los siguientes casos:
  • Cáncer
  • Cuando se esté realizando la digestión
  • Diabetes
  • Dolores fuertes
  • Durante el período menstrual
  • Durante la pubertad
  • Embarazo
  • Enfermedades agudas o crónicas
  • Enfermedades infecciosas
  • Erupciones cutáneas
  • Fiebre
  • Hemorragias
  • Heridas
  • Hongos
  • Inflamación de ganglios linfáticos
  • Personas de edad avanzada
  • Tras una intervención quirúrgica grave
  • Varices

Fuente: http://www.centro-shalom.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies