Los minerales básicos para ti y tu hogar

En el momento que sentimos curiosidad por el mundo de los minerales y queremos saber más sobre ellos y sus propiedades energéticas y curativas, quizás nos encontremos un poco desorientados al ver que existen tantos minerales diferentes, y no sabemos por dónde empezar.

Normalmente un libro o un curso de introducción nos puede ayudar para coger algunas nociones básicas sobre el uso de los minerales a nivel personal y terapéutico. Una manera sencilla de empezar sería conociendo los centros de energía básicos de nuestro cuerpo (chakras básicos) y relacionarlos con los minerales que les corresponden, para así aprender a ubicar cada mineral en cada zona de nuestro cuerpo, normalmente correlacionados por su color. En el apartado de los charkas aparece una tabla que relaciona los chakras con su color y con los minerales que le corresponden. Para trabajar con los charkas y los minerales nos será útil tener una bolsita o cajita con una piedra de cada chakra, para así poder empezar a usarlas.

Por un lado los minerales no nos dan simplemente energía, sino que además nos ayudan a activarla y nos proporcionan información para nuestro crecimiento, pero debemos ser nosotros quienes pongamos la intención y voluntad.

Por otro lado los minerales tampoco nos dan “buena suerte”. La palabra suerte podríamos definirla como el perfecto estado de equilibrio y armonía en una persona y como consecuencia, en todos los ámbitos de su vida. Pero este estado de equilibrio y armonía no aparece solo, sino esforzándonos en conseguirlo, intentando buscar o crear las condiciones apropiadas y favorables, normalmente asociado a un cambio de actitudes.

Espiritualmente, la suerte se encuentra a través de la búsqueda, el conocimiento y la conexión con nuestro yo superior, con la ayuda de alguna técnica de meditación. En esta búsqueda de nuestro equilibrio y armonía tienen un gran papel los minerales ya que con su fuerza son un buen recurso de ayuda para crear éstas condiciones favorables.

Cuando es el/la terapeuta vibracional quien usa los minerales o nos enseña a usarlos, éste sabe con más exactitud cuáles son los potenciales de cada uno de ellos para tratar cada dolencia o cada situación especial. En éste caso hablamos de minerales de sanación, los cuales habrá que saber utilizar a conciencia, tal y como nos habla, por ejemplo, Katrina Raphael en su trilogía de gemoterapia.

Existen algunos minerales que nos pueden ser muy útiles para empezar, ya sean de uso personal como para armonizar nuestra casa o lugar de trabajo.

A nivel personal lo mejor sería trabajar con ellos ( meditación, etc), llevarlos encima en forma de colgante, o el mismo mineral en bruto o rodado colocado cerca de la zona que queremos armonizar, si es posible en contacto directo con la piel. Algunas mujeres ubican el mineral en la copa del sujetador, manera fácil de llevar la piedra en contacto con la piel.

Si lo que queremos es armonizar los espacios de nuestro hogar o trabajo, deberíamos escoger piezas de mineral más grandes, al menos a partir del tamaño de un puño, dependiendo de la finalidad y el tipo de mineral.

Para armonizar los espacios con los minerales también podemos guiarnos por las técnicas que utilizan el feng shui o la radiestesia. Si optamos por hacerlo de forma intuitiva tendremos en cuenta las propiedades específicas de cada mineral para usarlos o colocarlos de manera adecuada.

A continuación os proponemos los minerales básicos para empezar a introducirlos en nuestro día a día:

– La amatista. En forma de cueva, en drusa o en esfera, y en tamaños medianos-grandes armoniza espacios, creando una sensación de relax y calma a la vez que transmuta energías mentales negativas. En forma de drusas y esferas de tamaño más reducido y colocadas en la mesilla de noche o donde tengamos costumbre de relajarnos, es genial para conciliar el sueño o relajarse. También es muy usada para meditar ya que activa el tercer ojo de la intuición y transmutación.

– El cuarzo rosa. Solemos usarlo para suavizar y calmar emociones y conectar con el Amor, especialmente para aprender a querernos a nosotros mismos. Para hacer relajaciones reparadoras, colocando un trozo de cuarzo rosa en bruto o rodado en el pecho, haciendo respiraciones profundas. Puede ser una piedra de compañía para tenerla en la mesita de dormir o también en cualquier espacio donde podamos tener contacto visual con ella.

– El cuarzo blanco o cristal de roca. Además de la información que tenemos en la lista de minerales, debemos tener en cuenta que el cuarzo blanco es un activador, con lo que es mejor no llevarlo encima mientras dormimos, así como evitar colocarlos en el dormitorio. Este es más recomendable usarlo para activar, limpiar y dinamizar la energía de un espacio, o para una meditación por la mañana con la intención de activarnos y conectarnos con nuestra luz.

– La turmalina negra. Todas las piedras negras son piedras de protección, también podemos usar el ónix o la obsidiana, pero la turmalina cuenta con la propiedad piezoeléctrica, con lo que tiene una especial forma de absorber y transmutar hacia la tierra las energías muy densas. Así lo hace también con las ondas electromagnéticas de los aparatos eléctricos de nuestro entorno. Podemos llevarla como colgante, en el bolsillo o distribuir piezas de turmalina negra en diferentes puntos del espacio. También nos ayuda a enraizarnos con la Tierra y obtener sus beneficios.

– Shungit. Piedra que también recomendamos por tener muchas más propiedades además de la protección. Podemos usarla como colgante o pulsera, o también ponerla en espacios, en forma de pirámide, esfera, rodado o trozo en bruto grande. Funciona especialmente bien para protegernos de las radiaciones electromagnéticas (móvil, antenas, wifi…), así como para regenerar el organismo.

– El cuarzo citrino. Es un cuarzo de color amarillento, correspondiente al tercer chakra de color dorado, el de la creatividad, capacidad de decisión y prosperidad. Suele usarse para activar mentes y espacios creativos, para emprender ideas, proyectos, negocios, etc. Nos ayuda a conectar con nuestros Guías personales.

Otros minerales que solemos recomendar en situaciones específicas como por ejemplo:

– Embarazo y regulación de órganos reproductores femeninos: Crisocola.

– Regeneración de células dañadas, cáncer: Turmalina verde, turmalina sandía.

Fuente: http://propiedadesminerales.com/los-minerales-basicos-para-ti-y-tu-hogar/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies