Crema de manos de caléndula, incienso y azahar

Una crema hidratante, calmante y restauradora para las manos secas

El nutritivo aceite de caléndula se combina con la acción hidratante de la manteca de cacao y la tonificante mezcla de los aceites esenciales de incienso y flor de azahar.

Propia de la aromaterapia para conseguir esta crema calmante y revitalizante capaz de reducir cicatrices.

Unas gotas de la preciada agua de flor de azahar le proporcionan un aroma maravilloso a ese tratamiento restaurador de la piel seca.

INGREDIENTES

  • 1 cucharadita y media de manteca de cacao
  • 1 cucharadita de cera de abejas
  • 2 cucharaditas de aceite macerado de caléndula
  • 3 cucharadas de agua de flor de azahar
  • 2 cucharaditas de cera emulsionante
  • 10 gotas de aceite esencial de naranja
  • 5 gotas de aceite esencial de incienso

ELABORACIÓN

Funde la manteca de cacao, la cera de abejas y el aceite de caléndula en un bol al baño maría.
Calienta el agua de flor de azahar y disuelve en ella la cera emulsionante.
Vierte lentamente el agua de flor de azahar y la cera en la mezcla de los aceites y remuévela hasta que se enfríe.
Agrega los aceites esenciales de incienso y naranja y bátelos ligeramente.
Consérvala en un tarro de cristal esterilizado con cierre hermético en el frigorífico y utilízala a lo largo de los 2 meses siguientes.

Fuente: www.hogarutil.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies