En este artículo invertiremos la forma en que hemos venido aprendiendo y en vez de describir las propiedades de un Aceite en Especial o de una planta, y explicar el trastorno o enfermedad sobre el cual es efectivo, desarrollaremos una lista de dichos problemas y colocaremos a continuación los Aceites Esenciales y las plantas recomendados en cada caso.

Por supuesto que no es necesario que utilices todos los enumerados en cada trastorno, sino simplemente el que elijas o te resulte más conveniente.

(de la A a la E)

– Acné: camomilla (manzanilla), menta, rosa, salvia, limón, árbol de té (tea tree), bergamota, cedro, hierba limonera (lemongrass), vetiver, mandarina, lavanda (espliego), enebro o sándalo.
– Aerofagia (deglución espasmódica de aire): menta, mandarina, salvia o coriandro (culantro o cilantro).
– Aftas: árbol de té (tea tree), mirra o salvia.
– Alergia: romero, melisa (toronjil), salvia, manzanilla (camomilla).
– Angina de pecho: eucaliptus, camomila (manzanilla), melisa (toronjil) o tomillo.
– Angustia: lavanda (espliego), ajedrea, melisa (toronjil), salvia, azahar o rosa.
– Ansiedad: ajedrea, bergamota, jazmín, manzanilla (camomila), melisa (toronjil), azahar, patchouli (pachuli), lavanda (espliego) o rosa.
– Apatía: bergamota, jazmín o naranja.
– Arrugas: limón, azahar, petir grain, palmarrosa, rosa mosqueta, geranio.
Artritis: romero, eucaliptus, cedro, camomila (manzanilla), lavanda (espliego), menta, salvia o enebro.
– Asma: tomillo, romero, eucaliptus, árbol de té (tea tree), mejorana (mayorana), camomila (manzanilla), espliego (lavanda), melisa (toronjil), menta, salvia o pino.
– Baja autoestima: jazmín, ylang ylang, rosa, romero o tomillo.
– Bronquitis: tomillo, eucaliptus, árbol de té (tea tree), cedro, menta o pino.
– Cabello (caída) o alopecía: romero, cedro, enebro o lavanda (espliego).
– Cabellos grados: árbol de té (tea tree), limón o naranja.
– Cabellos secos: manzanilla (camomila), sándalo, ylang ylang, lavanda (espliego), rosa o azahar.
– Calambres: camomila (manzanilla), espliego (lavanda), melisa (toronjil), salvia o enebro.
– Caspa: árbol de té (tea tree), cedro, romero o limón.
– Celulitis: enebro, limón, geranio, rosa, salvia o romero.
– Ciática (dolor de cadera): camomila (manzanilla), menta, tomillo o lavanda.
– Cicatrices: rosa mosqueta, árbol de té (tea tree), caléndula (maravilla o flamenquilla), geranio, jazmín, lavanda (espliego), patchouli (pachuli), salvia o sándalo.
– Ciclotimia: geranio, lavanda (espliego) o azahar.
– Cistitis: lavanda (espliego), cedro, sándalo, eucaliptus, pino o árbol de té.
– Confusión: menta, romero o tomillo.
– Depresión: bergamota, geranio, jazmín, lavanda (espliego), menta, azahar, palmarosa, patchouli (pachuli), rosa, sándalo, ylang ylang, limón o naranja.
– Dermatosis (enfermedad de la piel que se manifiesta por costras, manchas, granos u otra forma de erupción): geranio, camomila (manzanilla), lavanda (espliego), melisa (toronjil) o rosa.
– Desánimo: bergamota, limón o naranja.
– Desconcetración: limón, menta, patchouli (pachuli), romero, árbol de té (tea tree), tomillo o eucaliptus.
– Digestión lenta: naranja o mandarina.

En el próximo artículo continuaremos con el listado en orden alfabético.

Ahora bien, como Aromaterapeutas debemos tratar de investigar las causas que han originado el trastorno a abordar.
Por ejemplo si nos encontramos con una persona que sufre de caída del cabello, quizás se deba a nerviosismo y por lo tanto agregaremos en la indicación un Aceite Esencial relajante.
De esta manera, no sólo estaríamos evitando que el cabello se siga debilitando, sino también que no vuelva a aparecer dicho trastorno.

Otro ejemplo lo encontraríamos en un caso de digestión lenta por un estado depresivo. Lo importante a tener en cuenta es que no sólo debemos abordar el caso por el cual la persona consulta, sino también las causas que lo originan, para evitar su repetición.

A su vez es importante que conozcamos a cada uno de estos problemas de salud, para poder realizar recomendaciones que ayudarán al proceso de curación y al trabajo preventivo.
Supongamos que nos encontramos frente a un caso de acné facial, entonces podremos recomendar mantener la piel limpia y libre de productos cosméticos grasosos; utilizar una loción astringente por la mañana y por la noche; evitar tocarse el rostro o presionar los granos, puesto que se puede provocar el contagio o dejar cicatrices; beber agua en abundancia; cuidar la dieta alimentaria, sobre todo evitar las grasas, el chocolate o las frituras.

Autora: Marina Gimena Deon. Conoce su libro “Qué es… Aromaterapia” de Editorial Deva´s.
Miembro Asociado de la Federación Internacional de Aromaterapeutas, Nº 9633, Londres, Inglaterra.
Fuente: http://www.deon.com.ar/86aromaterapia.html

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies