Si bien habitualmente las runas son de origen vikingo existen varios tipos de runas las cuales, a pesar en sus diferencias en cuanto a sus orígenes, su historia y diseño, básicamente todas poseen los mismos significados

Todos los tipos de runas consisten en un oráculo que posee unos 25 símbolos grabados en lo que puede ser piedra, madera o semillas, de los cuales solo 9 poseen el mismo significado tanto al derecho como al revés.

Recordemos que las runas comenzaron siendo una suerte de alfabeto aunque su poderosa simbología las transformó en amuletos que se utilizaban como protección.

Por otro lado debemos decir que la mayoría de los tipos de runas se utilizan en la magia tanto para la adivinación como para los hechizos, y esto se debe a que la carga simbólica y energética de cada uno de los símbolos que se encuentran tallados sobre la superficie de las runas es muy poderosa.

A partir de la creación del oráculo de las runas, por el Dios Odín, quien estuvo durante nueve días colgado de un árbol antes de obtener la sabiduría correspondiente a estos símbolos, diferentes culturas fueron adoptándolas creando así los diferentes tipos de runas que hoy conocemos.

Las runas vikingas fueron las primeras que existieron, y luego los druidas las adoptaron y adaptaron formando así el oráculo de runas celta.

Es interesante destacar el hecho de que los druidas además de utilizar estos tipos de runas como oráculos las utilizaban en la magia, a partir de allí se crearon las runas mágicas, las cuales se utilizan para realizar magia, en donde los símbolos de cada una de ellas representa fuertes y poderosos amuletos de protección.

Por otra parte, también debemos destacar el hecho de que cualquiera de los tipos de runas utilizados como oráculo son muy fáciles de utilizar e interpretar ya que poseen tiradas muy sencillas de practicar además de que los significados son específicos y completos pero debemos recordar que ninguno de los tipos de runas nos proporcionara una respuesta específica a lo que preguntamos.

Cabe destacar que ninguno de los tipos de runas es más sutilizado que el otro; quizás, las runas vikingas sean las más conocidas y renombradas porque precisamente fueron las primeras runas que existieron, pero aun así, tanto las runas celtas como las runas mágicas son utilizadas de la misma manera que las vikingas.

Ahora bien, la diferencia entre estos tipos de runas radica en la utilización que se les da a las mismas, por ejemplo, las runas vikingas y las celtas, suelen utilizarse como oráculo, mientras que las runas mágicas, son más utilizadas para los hechizos de magia.

De todas maneras las runas celtas también se emplean a la hora de realizar hechizos de protección, pero es más común que se utilicen como medio de adivinación.

El poder de los tipos de runas

Es importante tener en cuenta que cada uno de los tipos de runas que se utilizan tanto como método adivinatorio como para la magia, guardan la filosofía que necesitamos para encontrar nuestro camino.

Lógicamente para saber utilizar y aprovechar la enseñanza que nos dejan los tipos de runas, debemos tener una preparación espiritual muy importante y muy completa ya que debemos recordar que si no nos encontramos en armonía con la divinidad, ninguno de los tipos de runas va a cumplir con lo que nosotros queremos.

Por esto es importante realizar numerosos trabajos y ejercicios de meditación, para así lograr ponernos en contacto con nuestro yo interior y además para facilitar el encontrar las respuestas que estamos buscando dentro nuestro.

Por otra parte, si los tipos de runas que conocemos serán utilizados como amuletos de protección, de defensa o de la suerte, es fundamental que tengamos una fe ciega en ellas.

Para que la magia funcione debemos creer en ella, y lo mismo sucede con el poder de los tipos de runas, para que las mismos nos sirvan de protectores, debemos creer que la sabiduría que ellas cargan más la energía de los dioses canalizada a través de estos símbolos, nos proporcionarán lo que necesitamos.

Otro punto importante a destacar con respecto a la importancia de utilizar el poder de los tipos de runas a nuestro favor, es que debemos conocer su historia, de donde vienen, los simbolismos y propiedades mágicas (y curativas en el caso de las runas celtas y mágicas) que cada una de ella posee, como también es fundamental su correcta interpretación.

No debemos utilizar poderes que no conocemos ya que nunca sabemos qué consecuencias puede llegar a traer esto, por eso es fundamental que mientras se practique magia o adivinación con los diferentes tipos de runas, paralelamente se mantenga un estudio acerca de las mismas.

                  

Fuente: http://www.tarotyvidencias.com/clarividencia/tipos-de-runas.html

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies