Receta de quiche de calabacín, espárragos y pollo

TIEMPO: Más de 1 h.
PRECIO: Inferior a 5 €
DIFICULTAD: Media
Nº RACIONES: 4 comensales
TEMPORADA: primavera, verano, otoño, invierno

INGREDIENTES (4 personas):

Para la masa quebrada:

  • 100 g de harina de trigo para repostería
  • 25 g de margarina
  • 1 huevo
  • 20 ml de agua

Para el relleno del Quiche:

  • 100 g de pechuga de pollo
  • 50 g de cebolla
  • 75 g de espárragos trigueros frescos
  • 100 g de calabacín
  • 50 g de tomatitos cherry
  • 150 g de nata para cocinar
  • 1 huevo
  • 50 g de queso brie
  • 40 g de queso mozzarella rallado
  • 15 ml de aceite de oliva
  • 2 g de nuez moscada
  • Una pizca de sal

Cómo se elabora:

Mezclamos la harina con la margarina líquida (pero fría), el huevo batido y dos cucharadas de agua. Amasamos hasta formar una bola que introducimos en la nevera durante 30 minutos. Posteriormente, estiramos la masa con el rodillo y colocamos sobre la base del molde de tarta, al que previamente habremos puesto un poquito de mantequilla y harina para que no se pegue.

Ponemos papel de horno y un peso encima (rellenamos un bol con arroz o judías para que tenga peso y no suba la masa durante el horneado) e introducimos en el horno durante 20 minutos a 180ºC. Una vez horneado, quitamos el papel y el peso de encima y preparamos el relleno de la quiche.

Picamos la cebolla en juliana (láminas finas) y la sofreímos en una sartén amplia y a fuego fuerte, con un poquito de aceite de oliva. Cuando esté dorada la cebolla, agregamos a la sartén los espárragos trigueros limpios y troceados al igual que los tomatitos que habremos lavado y partido por la mitad. Sofreímos todas las verduras unos segundos hasta que pierdan la dureza del crudo.

A continuación, al salteado de verduras agregamos la pechuga de pollo troceado en pequeños cubitos. Salteamos de nuevo hasta que cambien de color los trocitos de pechuga y retiramos la sartén del fuego. Volcamos este salteado de verduras y pollo sobre la base de masa quebrada horneada con anterioridad. Encima del salteado colocamos unos trocitos de queso brie y después hacemos una mezcla de nata, un huevo batido, nuez moscada, sal y vertemos por encima del salteado con queso. Espolvoreamos por encima un poquito de queso rallado y horneamos el conjunto a 200º C durante 20 minutos, hasta que se dore la superficie.

Dejamos reposar. Una vez cuajado y dorado el quiché, desmoldamos cuando esté templado (ya que en caliente se suele romper con facilidad). También se pueden elaborar en tartaletas individuales que son más fáciles de manipular.

Fuente: http://www.consumer.es/web/es/alimentacion/recetas/2015/04/17/221796.php

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies