Propiedades de la leche de quinoa

Ya hemos hablado de las propiedades de la quinoa. Ahora vamos a dedicarnos específicamente, a la leche que puede extraerse de ella, como alternativa a la leche de soya, y para quienes son alérgicos a ella, obteniendo un producto altamente proteico, apto para celíacos (no contiene gluten) que ayuda a bajar el colesterol, adelgazar (por otorgar sensación de saciedad) y prevenir complicaciones cardiovasculares.

No contiene lactosa, y sí, ácidos grasos monoinsaturados. Brinda energía, por lo cual es recomendada para los deportistas. Es baja en sodio, lo que permite que puedan tomarla los hipertensos.

Es depurativa, pues su contenido en fibras es alto. Para quienes tienen problemas digestivos, es un alimento muy digerible. Ayuda a la lucha contra los radicales libres, con gran poder antioxidante, por contener vitamina E. Provee además, vitaminas C y B; y magnesio, hierro, fósforo y potasio.

Se destaca su alto contenido en calcio, por lo cual es muy apreciada en la lucha contra la osteoporosis, y para los niños en etapa de crecimiento. Para preparar una taza de leche de quinoa, solo se necesita una taza y media de agua caliente y dos cucharadas de quinoa. Se lavan muy bien los granos de quinoa, se los remoja por tres horas, y luego se los cocina a fuego mínimo por diez minutos.

Se coloca un lienzo y se procede a colar, siendo el líquido lo que se consume como leche. Los granos pueden usarse en otras preparaciones. Otra receta consiste en batir en batidora eléctrica o licuar la quinoa lavada y previamente remojada toda la noche, y el agua. Luego exprimir. Si se desea, se puede endulzar con miel.

Fuente: http://www.vegetomania.com/vida-sana/propiedades-de-la-leche-de-quinoa

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies