El símbolo de la nueva humanidad: la chakana o cruz andina

Es un símbolo de lo Universal, milenario y originario de los pueblos indígenas de los Andes Centrales (America del Sur). En la lengua quechua tawa chakana significa cuatro escaleras. Posee la forma de una cruz cuadrada y escalonada con doce puntas. Hace referencia al Sol y la Cruz del Sur simbolizando la unión entre lo bajo y lo alto, la Madre Tierra y el Sol, el ser humano y lo espiritual. Fue creada a partir de la observación de la Constelación de la Cruz del Sur, situada en el Polo Sur. Esta constelación está formada por las estrellas Alfa, Beta, Gamma y Delta, y era a su vez referencia para el estudio de la Astronomía. Las cuatro estrellas que conforman la Cruz del Sur forman una figura geométrica que permitió al hombre andino prehispano elaborar un sistema modulador universal, para armonizar y resolver problemas matemáticos, geodésicos, filosóficos y sociales. Además es la explicación de la Cosmovisión preInca y heredada por los Incas. La Chakana o «Cruz» significa puente, transparencia, paso, está formada por dos líneas:

1.- Una línea central que representa al Hombre, es decir a todo lo masculino en la concepción andina, corresponde también a la «Creación», al «Espíritu», a la «Herencia», a la «Sucesión».

2.- Una línea horizontal que corresponde a lo femenino, a lo «Creado», la «Materia», la «Mama Pacha», la «Permanencia».
Cuando las dos líneas horizontal y vertical que marcan los niveles de hombre y mujer como individuos se superponen a la altura del corazón, se forma la Chakana. La figura nos muestra las primeras subdivisiones que se producen en la relación masculino-femenino. La primera subdivisión es la parte superior e inferior, cielo y tierra, arriba y abajo. Luego tenemos otra subdivisión, la derecha e izquierda, día y noche, Sol y Luna, hombre y mujer. Otra Subdivisión es el «Tahuan» que además de significar el numero 4 significa también complementariedad, ayuda mutua e interrelación. Es el elemento ordenador de la sociedad andina, el reglamento que armoniza la convivencia de pareja, de familia y de comunidad.

El último y central símbolo es el círculo del medio. Significa el vacío, el no conocimiento, lo insondable, lo inimaginable, lo verdadero, lo sagrado. Representa la imagen universal de la unidad. Es el principio y el final, es el ciclo de la formación y la destrucción. Ese centro representa la imagen ideal de Dios, es el conocimiento que tenían los Incas de la existencia de un Supremo Creador, Dios Rector de todo lo existente y lo no existente, Indispensable entidad no entendible. Representa el Centro de las Cuatro direcciones. Es una cruz de cuatro lados iguales en escalera, que representa las cuatro direcciones (Cuatro puntos o rumbos iluminados por la unidad de la luz). A la vez simboliza los cuatro elementos: Fuego (Este), Agua (Oeste), Tierra (Sur) y Aire (Norte).

En el centro de la chakana hay un círculo que representa el centro del mundo o plexo solar. En los bordes de la estrella se ven expresados los tres planos o mundos: Hanan Paccha (mundo de arriba o cielo), el Kay Paccha (el mundo de aquí o tierra) y el Ukju Paccha (inframundo). El símbolo de la «Mama Ccocha», agua elemental, principio y renacer. Simboliza la relatividad, el eterno devenir, enseña que todo es un círculo de cosas, que va y viene como la vida de los hombres. El agua es el segundo elemento más importante para la existencia de la vida. El agua fluye como la vida de los hombres, ocupa los Tres Mundos por eso se considera huaca de primera importancia y era adorada en todas las manifestaciones que asume: mar, lago, laguna, río, fuente, lluvia, refresco, riego, ausencia, diluvio. La importancia de las cosas para los Incas radica en la enseñanza que se puede obtener de ellas. Los Incas creían en la existencia de los espíritus del agua, y la relacionaron directamente con la Luna. El agua cura muchas enfermedades y los sacerdotes y médicos andinos, todavía hoy, sanan muchas enfermedades con agua de manantiales que no hayan recibido la luz del Sol.

Todos ellos simbolizados por los tres animales totémicos: el Cóndor, el Jaguar y la Serpiente. El Cóndor, Rey de las alturas, con él se completa la escala de los seres que pueblan los tres mundos. El Cóndor representa la capacidad del hombre de elevarse sobre su propia condición. El Cóndor se eleva a tomar las alturas. Él dirige el camino hacia la cima de las cumbres y simboliza la permanente vigilia, el permanecer atento a todo lo que pasa alrededor de uno.

Los pueblos andinos que conocieron el símbolo reconocieron el significado del diseño y lo utilizaron como guía para comprender y organizar el mundo en el que vivían. A la vez recuerda las máximas de la moral como son: Ama Sua (no robar), Ama Q`ella (no seas ocioso) y Ama Llulla (no mientas); así como las actitudes a tener en cuenta: Llankay (trabajar), Munay (amar) y Yachay (aprender); y también las relaciones: Ayni (ayuda a tus vecinos), Minka (trabajo a la comunidad), y Mita (trabajo para Dios o Luz y Amor).

Los Avatares son el Cristo encarnado simbolizado en el dibujo por la estrella de cinco puntas (5) (el número de la Humanidad en Unión con la Madre Tierra, el número 14, la suma da 5), que surge del centro del Triángulo. La estrella es azul porque representa la cualidad solar a la que debe responder toda la humanidad. El símbolo mezcla las dos eras y delinea correctamente el trabajo de la energía crística hoy y las fuerzas con las que opera. El punto en el centro es el sitio donde permanece el Cristo. Es el centro de la estrella, el centro del triángulo y el centro del disco de luz dorada. La tarea del Cristo o energía crística en esta era es el perfeccionamiento de esta mezcla, para conseguir armonía, que sea apropiada para la condición de la humanidad como es ahora.

También el símbolo representa al proceso místico que está llevando a cabo la Gran Fraternidad Blanca que dirige los destinos del mundo. El azul índigo que llena enteramente el grabado es el color característico del Segundo Rayo Cósmico al incidir sobre los éteres planetarios. Es la identidad de Cristo como el máximo exponente del Amor de Dios en el planeta. El Disco Dorado es el símbolo del Sol como Centro de Vida del Universo y como Morada del Logos Solar, el cual, desde allí da Vida al Sistema Planetario. El Triángulo amarillo que surge del centro del Disco Dorado simboliza el Plano Búdico, punto de máxima atención del Logos Solar para mantener el equilibrio universal.

Los Vértices de este Triángulo están místicamente ocupados, visto desde los niveles cósmicos, por las Tres Entidades denominadas esotéricamente: El Avatar de Síntesis, El Espíritu de la Paz y El Señor Budda. La misteriosa e indescriptible interacción de estas tres Entidades Cósmicas está preparando el Camino de Cristo, encarnado en los Avatares de la Nueva Era. El triángulo superpuesto sobre el disco es amarillo, porque es el color de Buddhi. Este triángulo está formado por tres grandes entidades extraplanetarias que están ahora ayudando al Plan Divino para el planeta y, especialmente, están detrás del Cristo para ayudarle en su trabajo en favor de la humanidad. Por tanto, los valores que ellos llevan, nos alcanzan primeramente a través de Él. Su influencia en la conciencia humana es de poderosa trascendencia.

Este hecho entonces, hace que el hombre andino teniendo como herramienta de investigación a la observación paciente y metódica, necesaria para sobrevivir primero y vivir después, encontró contestación a sus preguntas: Una fuente geométrica para llenarse del conocimiento y un motivo para entender el Gran Ordenador que solamente se le mostraba a través de «Lo Ordenado». Entonces su oficio de observar lo guio pronto a encontrar la relación entre los brazos de la Cruz del Sur: si el lado de un cuadrado era el brazo menor, el mayor salía siendo la diagonal exacta. Así halló el cuadrado y su diagonal; la proporción sagrada, la proporción Andina, que también es el origen de la Cruz Cuadrada: La Chakana.

La Chakana simboliza e incluye una mezcla armonizadora de la era antigua y la nueva. La Humanidad hoy, con su conciencia de masa, es, en gran parte, el producto de las presiones de la Era de Piscis. Aunque estamos ya entrando en la Era de Acuario, los ritmos establecidos en la era anterior aún dominan en el conjunto de la humanidad. Lo antiguo y lo nuevo se van fusionando. El símbolo de la Chakana indica el prudente y correcto tiempo de infiltración de lo nuevo en lo viejo.

Fuente: http://avataresdespertemos.net/LA-CHAKANA/

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies