Jamu, la pócima naranja de la salud

Tanto indios como chinos tenían clarísimo desde el principio que la cúrcuma iba a ser un ingrediente imprescindible en sus distinguidas boticas y sistemas de medicina natural. El destino de esta raíz pues, era salir de debajo de la tierra para ver la luz y ejercer su función curativa fuera de ella.

Jamu casero en el mercado matutino de Ubud

Prima directa del jengibre, la cúrcuma es también conocida como la diosa dorada o azafrán de la India, siendo la antítesis de decenas de afecciones corporales: antiséptico, antitumoral, antioxidante, anticancerígeno, antiartritis, antiinflamatorio… el antibiótico de gran alcance perfecto en el que su principal principio activo, la curcumina, lo tiene todo para convertirse en un fármaco natural imprescindible y que hemos redescubierto nuevamente a nuestro paso por Indonesia bajo el nombre de Kunyit.

Tanto en Java como en Bali, la cúrcuma no se come sino que se bebe en forma de elixir naranja: el Jamu, un zumo medicinal que limpia el cuerpo a la vez que purifica la sangre y desintoxica el hígado. Bellos por dentro, bellos por fuera. Quizás la idea de beberse un curry no es para nada apetecible pero gracias al tamarindo, la lima o el azúcar de palma, su sabor amargo-ajengibrado desaparece, transformándose en un zumo muy refrescante con pinceladas altamente exóticas. Un flechazo total a primera vista.

Desde hace más de 1.000 años las recetas familiares de este jarabe de hierbas han ido pasando de generación en generación y es desde dentro del calor del hogar donde las madres se han encargado de preparar este brebaje con mortero en mano, ensalzando el enorme poder de la naturaleza contenido en unos centenares de milímetros cúbicos.

Hoy en día se pueden encontrar vendedores ambulantes que ofrecen sus interpretaciones caseras de Jamu, cosa que a los balineses les encanta y más de la mitad de la población lo toma diariamente por unas 1.000-2.000 rupias (10-20 céntimos de dólar) el vaso. Sin efectos secundarios demostrados ni peligro de sobredosis por beber más de la cuenta, esta rutina mantiene a raya a todos los males posibles.

Hay muchas hierbas, frutas y especias que pueden combinarse con la cúrcuma dependiendo del efecto que se desee, como el jengibre, el ajo, el zumo de naranja, la canela, el cardamomo, o el comino entre otras, dando lugar a montones de posibles preparaciones de este tónico. Según como brille el sol, podremos regalar a nuestro paladar un sabor más ácido, dulce o amargo con un plus de salud.

La receta perfecta de Jamu

Ingredientes (1 vaso):

  • 100 gr. de raíz de cúrcuma fresca
  • 100 ml. del zumo de limón
  • 1 cucharada de endulzante sano (estevia, agave, azúcar de coco…)
  • 1 pizca de sal
  • Agua

Paso a paso

Hay dos maneras de preparar este zumo:

  1. Licuando directamente la cúrcuma con la licuadora y mezclando el resultado con el zumo de limón, el endulzante escogido y llenar de agua o…
  2. Rallando la cúrcuma a mano, añadir un chorrito de agua y mezclar bien. Seguidamente, colar la mezcla quedándonos con el zumo y añadir el zumo de limón y el endulzante. Acabar de ajustar con más agua.

Cosas a tener en cuenta al comprar Jamu

Para poder aprovechar todos los beneficios de esta bebida, recomendamos que se compre fresca del día.
Es interesante preguntar qué tipo de endulzante han añadido al Jamu ya que muchas veces el más común es la miel. Los veganos no tienen por qué preocuparse ya que hay otras opciones saludables como el azúcar de palma sin refinar, estevia o néctar de coco. Incluso el agua de coco ya actúa en sí como endulzante.
Hay que confirmar de que el Jamu esté libre de cualquier ingrediente no natural. Hablando con locales, éstos nos han advertido de que a veces se les añade un ‘extra’ de Paracetamol o Aspirina para asegurarse de que ese efecto sanador funcione a toda costa… creo que a nadie le gusta que le mediquen gratuitamente y sin saberlo!

El mejor Jamu de Ubud (Bali)

  • Wayun’s Coconut Juice Bar: no añaden ningún tipo de azúcar ya que la propia agua de coco que utilizan es muy dulzona. Sus ingredientes son: cúrcuma, jengibre, lima y agua de coco. Hay diferentes tamaños: small, medium y large. El medium vale 30.000IDR y es una botella de 1litro que da para 4 vasos perfectamente.
  • Sari Organik (Penestanan): sencillamente refrescante, la cúrcuma va acompañada de zumo de lima, agua y azúcar de palma.

Indudablemente una de las mejores maneras de adentrarse y comprender la cultura del país es a través de su gastronomía y como veganos, nos apasiona absorber aquellas tradiciones o recetas saludables que podemos poner en práctica en casa con ingredientes locales pero con algún que otro toque de exotismo.

Fuente: http://viajerosreverdes.com/jamu-la-pocima-naranja-de-la-salud/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies