“Snatam Kaur: Es en el poder de los pequeños momentos, donde los verdaderos cambios de la vida suceden”

Entrevista a Snatam Kaur, artísta comprometida con el desarrollo de la paz y los valores humanos a través de la música y la devoción.

¿Cómo es la experiencia que intentáis ofrecer en los conciertos?

Yo veo un concierto como una completa experiencia sanadora. En realidad es una cuestión de creencia: algunos de nosotros creemos que la paz existe y que podemos vivir en ella y otros no lo creemos. Así que el concierto es una oportunidad para crear una experiencia donde la paz es la realidad.

Se vuelve claro y obvio cuando cantamos juntos; siempre hay un momento en esta experiencia cuando está claro que no hay diferencia entre tú y yo, o entre nosotros y ellos, todo el mundo en la audiencia simplemente se convierte en uno y es justo ese poderoso momento, que sucede como un trabajo de reloj, que nos da la oportunidad de darnos cuenta de que la paz es la realidad.

Ese es también el momento en el que rezo por mí y por cada persona en la audiencia. Mi objetivo es que las personas que acuden al concierto salgan sintiéndose transformadas de alguna forma, sintiendo y creyendo que pueden hacer una diferencia, entoces es cuando el trabajo está completado.

¿Dónde te inspiras para escribir?

Normalmente escribo música, poemas o artículos de mi propia experiencia de vida. Nunca he sido capaz de sentarme y escribir algo sin sentirlo primero. Me siento en un camino y viaje espiritual que me ha traido grandes retos, profunda sanación, inspiración y gracia. ¡Y sé que esto continuará!

Practico yoga y meditación por las mañanas todos los días y esto me ha ayudado a procesar mis experiencias y al final a mejorar y avanzar gracias a ellas. A veces, en la práctica matinal, me llega una visión, o una profunda comprensión del viaje de mi alma que no es intelectual. Me gusta capturar estas visiones con palabras, y esto a menudo se traduce en lo que escribo.

¿Cuál es tu definición de fe?

Mi profesor, Yogi Bhajan habló sobre la fe una vez. Lo que recuerdo de sus palabras es que no importa si tienes fe o no, porque lo que vaya a ser, será. Tengamos o no fe, no cambia el resultado o la realidad tal y como es. La verdad es la verdad. Todo es como es. Por tanto es una cuestión de aceptación.

En mi camino espiritual, una vez que puedo aceptar algo la energía cambia para mí, de forma que puedo comprender cómo estar con ello o salir de ello según sea el caso. Supongo que en occidente hemos comprendido la fe de una forma que no está conectada con nosotros, que hay algo mejor ahí fuera, o allá arriba, pero no aquí en nuestras vidas.

Ésto se ha extendido por la idea de que cuando todo va mal, puedes tener fe en algo más grande o mejor que la situación actual. Creo que lo que Yogi Bhajan nos dice es que olvidemos esa clase de definición de la fe porque con esa clase de pensamiento no conectamos con la realidad actual. Me gustaría crear una nueva definición de la fe, una basada en mi aprendizaje con mi maestro: la fe es la habilidad de aceptar todo cuanto es como la divina presencia de la unidad.

¿Qué significa tu nombre, Snatam Kaur?

Snatam significa “universal”, Kaur significa “princesa”. Snatam Kaur es un nombre espriritual que me fue dado por el Yogi Bhajan, y parara mí es algo para trabajar siempre hacia mi destino, tener esa conciencia de ser universal. Por ello, me siento muy inspirada a caminar en este camino de paz y llegar a personas de todas las creencias.

¿Sigues alguna práctica espiritual que te ayude a cultivar estas bellas cualidades?

Todos los días medito y realizo una práctica de yoga llamada “Sadhala Acuaria”. Nos fue dada por el gran maestro de Kundalini Yoga, Yogi Bhajan. Me doy una ducha fría para energetizar el cuerpo y circular mi sangre.

No hay nada mejor que un gran vaso de agua templada para beber, me gusta esto especialmente por que canto mucho y suaviza mucho la garganta. Hago una serie de kundalini yoga vigoroso cada mañana y continuo con una hora de canto. Me encanta esta práctica matinal, y la disfruto especialmente cuando la hago con mi marido.

Practicamos antes de la salida del sol. Para mí es un momento del día mágico y bello. No puedo pensar en esos momentos, ¡y esto es bueno! Ese es el momento que tiene mi alma para estar con Dios.

¿Qué es lo que más te gusta de actuar y grabar?

Ambos procesos, actuar y grabar, requieren que esté en contacto con mi alma y entregue desde ese lugar de verdad. No hay otra forma. En un concierto todo el mundo puede percibir por todo lo que estás pasando. En el estudio, la precisión del equipo y la presión de dar algo hace que todo se vea con lupa. ¡Lo disfruto mucho!

Quizá suene divertido, pero durante este proceso he sido bendecida para ver que hay una abundancia de energía, luz y alegría que llega de lo divino, que está simplemente esperando a ser alcanzada si puedes poner tu ego a un lado. Cuanto más puedo poner mi ego a un lado y estar desde ese lugar de servicio, más energía parece haber disponible.

¿Cuál es la mayor lección que has aprendido de tu viaje musical y espiritual?

He aprendido que todo el mundo está en un camino espiritual, y a respetar el proceso de cada uno, incluido el mío. A veces me gustaría cambiar el mundo y cambiarlo todo en él. Pero al continuar con mi propio camino espiritual voy a prendiendo el poder de la aceptación, aceptarme a mí, aceptar mi vida, aceptar todo y a todos en ella.

He aprendido el poder de tomar una respiración y el poder que tiene la música sagrada de traer energía de sanación a mi mente y a mi cuerpo. La vida, la música, la comida, el amor, son todo formas de comunicación y expresión a Dios, y el baile con él continúa todos los días.

Así que he aprendido a aceptar mi vida y dar las gracias por toda la infinidad de bendiciones. He aprendido a ser fuerte en la adversidad y a nunca darme por vencida, especialmente no dar mi gracia porque esto es una elección. A cada momento tomamos la decisión de ser espiritual o neurótica, como mi maestro decía a menudo.

Sé que es en el poder de los pequeños momentos donde los verdaderos cambios de la vida suceden. Así que, de nuevo, a la respiración y a respirar… ¡esa es mi lección más grande e importante!

http://youtu.be/4gwrfAHaEBQ

Fuente: http://www.revistamaitri.es/anteriores/lagrimas-que-curan/alice-miller/162-entrevista-snatam-kaur-parte2

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies