Adelgazar o bajar de peso

Es importante mantener una dieta equilibrada para adelgazar y para no sólo conservarnos en forma sino, además, bien nutridos

Sin embargo, muchas personas quieren adelgazar rápidamente y empiezan dietas extremas (únicamente uvas, limones o naranjas).

Para, al final, sólo conseguir adelgazar unos cuantos kilos que, en muchas ocasiones, recuperan casi de inmediato.

Lo que no saben estas personas es que, durante ese régimen, pueden estar propensos a enfermarse por la falta de vitaminas y otros elementos esenciales para mantener la salud.

A continuación les proporcionamos una serie de sencillos remedios caseros los cuales activan el proceso de adelgazamiento de forma sana.

Remedios populares

Remedio para adelgazar nº 1:

En un lugar de Pakistán, existe un método para adelgazar bastante curioso consiste en llevar un brazalete apretado en el brazo derecho en cual deben llevar toda su vida.

Parece que en el brazo existen unos centros nerviosos que al tener una presión constante aceleran el metabolismo quemando así la grasa del cuerpo.

Remedio para adelgazar nº 2:

La tradición nos dice que existen alimentos que contribuyen, por sus efectos, al adelgazamiento como son el perejil  el vinagre de sidra y el huevo duro, ya que  el organismo consume más energía para metabolizarlo que lo que aporta.

Con relación al vinagre de sidra, se recomienda tomar 2 cucharadas diluidas en un vaso de agua antes de cada comida.

Remedio para adelgazar nº 3:

Tomar un té de manzanilla: caliente después de la comida principal ayuda a la digestión y además  todo lo caliente ayuda a adelgazar.

Remedio para adelgazar nº 4:

Elaborar un té con 1 cucharadita de marrubio en 1 taza de agua.  Se calienta el agua y agrega la hierba. Tomar caliente 2 tazas diarias durante 15 días.

Se recomienda evitar este té en casos de mujeres embarazadas o que tengan gastritis o úlcera péptica.

Remedio para adelgazar nº 5:

Preparar  una infusión de 30 gr de alcachofera en1 litro de agua.  Para ello, se debe calentar el agua con la hierba y deja hervir. Tapar y dejar reposar por 1 minuto.

Beber 1 taza al día. Se recomienda evitar este té en casos de mujeres embarazadas o que estén lactando.

Remedio para adelgazar nº 6:

Preparar un té con 2 cucharadas de té rojo y 5 cucharaditas de cardamomo en1 litro de agua.

Se debe calentar el agua y agregar luego los ingredientes. Se puede endulzar con miel. Beber 1 taza al día.

Se recomienda evitar este té en casos de mujeres embarazadas o que tengan gastritis o úlcera péptica.

Remedio para adelgazar nº 7:

Tomar en ayunas, durante 40 días, una decocción de 25 gr. de hojas frescas de malva en 1/2 litro de agua.

Combinar este remedio con una dieta ligera (fruta, verdura, carnes y pescados a la plancha, lácteos desnatados y pequeñas cantidades de pan y pasta integral).

Remedio para adelgazar nº 8:

Lavar tres zanahorias y pasarlas por la batidora, sin pelar, hasta obtener su jugo. Beberlo tres veces diarias, entre las comidas.

Remedio para adelgazar nº 9:

Lavar, partir por la mitad y extraer el zumo de un pomelo o toronja y mezclar con1 onza de agua.  Beber a sorbos una hora antes de cada comida.

Remedio para adelgazar nº 10:

Colocar una cucharadita de hierba mate en una taza de agua que esté hirviendo.

Colar y tomar una taza diaria. La hierba mate disminuye la sensación de hambre y ayuda a la digestión.

Remedio para adelgazar nº 11:

Consumir, en ayuna, un diente de ajo y después beber un vaso de agua.  Realizar este remedio en días alternos (uno sí y el otro no)

Remedio para adelgazar nº 12:

Cocinar 3 alcachofas en medio litro de agua durante 15 minutos.  Beber esta preparación a lo largo del día.

Remedio para adelgazar nº 13:

Lavar y cortar en pedazos cinco fresas. Colocar en una licuadora en conjunto con el jugo extraído de un limón y medio vaso de agua.

Licuar por unos instantes. No añadir azúcar ni miel. Tomar este jugo todos los días.

Remedio para adelgazar nº 14:

Lavar, partir y licuar un rábano grande junto con el jugo de un limón y medio vaso de agua. Tomar en ayuna este jugo a diario.

Remedio para adelgazar nº 15:

Verter en un vaso de agua una cucharada de bicarbonato de sodio. Tomar en ayunas todos los días.

Remedio para adelgazar nº 16:

Lavar y picar 3 ramas de apio, un puñado de perejil y 2 nabos. Hervir en medio litro de agua durante 15 minutos. Tomar esta preparación a lo largo del día.

Remedio para adelgazar nº 17:

Las algas fucus vesiculosis es un vegetal marino rico en minerales como el yodo, potasio, magnesio, calcio, y hierro lo que permite una respuesta natural de la tiroides conduciendo a un incremento de los gastos energéticos.

Combinado con el diente de león, que estimula de forma natural el hígado y el sistema digestivo, y la cúrcuma, un antioxidante, se obtiene un remedio eficaz que facilita el proceso de pérdida de peso.

Remedio para adelgazar nº 18:

Beber, por lo menos,2 litros de agua al día facilita el proceso de adelgazar, ya que ayuda al organismo a descomponer las grasas y llena de forma tal que quita el hambre.

Remedio para adelgazar nº 19:

Lavar y cortar una manzana verde en cuadrados.  Colocar en la licuadora en conjunto con un vaso de jugo de piña.

Licuar por varios segundos. Tomar un vaso preferiblemente todas las mañanas

Recomendaciones:

Cuidar tu alimentación.

Para ello se debe eliminar o disminuir al mínimo todo lo blanco (harinas, arroz, etc.,), grasa saturada, carnes rojas y las comidas chatarras.

En su lugar preferir carne de pollo, pescado a la plancha y todo tipo de vegetales reduce.

Además, se recomienda que el consumo de aceite de oliva sea sólo una cucharadita.

Eliminar los azúcares.

Se debe eliminar los chocolates y dulces. En su lugar, preferir frutas sobre todo la naranja y el pomelo.

Con respecto al alcohol, se debe evitar, ya que se metaboliza como azúcar.

Tomar mucha agua.

Se debe tomar entre 8 y 10 vasos de agua lo cual ayuda a eliminar la sensación de hambre.

No ir al supermercado con hambre.

La persona que siente hambre y va a un supermercado, puede estar tentada no sólo de adquirir más comida de lo normal sino también de ingerirla.

Hacer ejercicios.

Es importante tomar en cuenta la necesidad de realizar un régimen de ejercicios. Media hora de caminata durante el día puede ser muy efectivo.

Además, conviene preferir siempre que sea posible las escaleras (sobre todo subirlas) que el elevador.

Fuente: www.remediospopulares.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies