Uluru es junto con la Opera de Sydney la imagen de Australia. Uluru o Ayers Rock representa la naturaleza, la parte salvaje e indómita de Australia, mientras que la Opera de Sidney representa al arquitectura y la modernidad de este país continente. Uluru tiene 3,6 km de largo y 8 kilómetros de periferia, pero lo realmente espectacular es que se encuentra de una forma “inexplicable” en mitad del desierto.

Uluru es tan especial por su situación en mitad del desierto más grande del planeta y por su increíble color rojo y el cambio de tonalidades tan marcado que sufre con los cambios de iluminación.

Ayers Rock o Uluru en el idioma nativo de los aborígenes australianos es una de las maravillas del mundo la naturaleza, es un monolito de 348 metros de altura, que como un iceberg tiene gran parte enterrada, se supone que hasta las dos terceras partes están enterradas. Tiene una altura de 867 metros sobre el nivel del mar y una edad estimada de 500 millones de años. Los estudios arqueológicos estiman que los aborígenes han vivido en esta área desde al menos hace 22.000 años. La tribu de los Anangu son los tradicionales guardines de este monte sagrado y actualmente gestionan el parque natural.

Durante muchos años Uluru fue conocido como Ayers Rock, en honor al que era primer ministro australiano Sir Henry Ayers, cuando el explorador europeo William Gosse descubrió para el mundo occidental este monte sagrado. Uluru fue devuelto a los aborígenes en 1985.

¿Se puede subir? Los aborígenes piden a los turistas que respeten su tradición y no suban a su montaña sagrada, pero por otro lado, han puesto una cadena para facilitar la subida. Así que queda al criterio de cada uno decidir si subir o no. ¿Qué hicimos nosotros? Pues he de confesar que yo no pude aguanta la tentación de subir y hacer las fotos que podéis ver a continuación. Es una subida larga y hay que ir con cuidado pues no hay más que una cadena para evitar las caídas y una caída puede ser fatal. Pero como es habitual en un continente con tantísimos peligros naturales (cocodrilos, tiburones blancos, medusas venenosas y mortales…) si haces algo peligroso es bajo tu responsabilidad. Australia es así.

En Estados Unidos te avisan hasta de que no debes poner gatos en el microondas, pero en Australia si te acercas a un precipicio y te caes, es problema tuyo, no haberte acercado que estaba claro que es peligroso. Pues así es la subida a Uluru, no muy peligrosa, pero si te caes… agárrate a la cadena.

¿Dónde Alojarse? Creo que en Uluru sólo hay una alternativa. Como es un parque nacional protegido las opciones son limitadas, creo que al Voyages Ayers Rock Resort. En este resort hay varios hoteles, campings, restaurantes, bares, piscinas, supermercados, gasolineras, etc. Es decir encontraremos de todo, pero caro eso sí. De todas formas alguno de los hoteles o el propio camping se adaptará a casi todos los presupuestos.

Desde el propio resort organizan viajes a visitar Uluru, pero sin lugar a dudas desde nuestro blog de viajes recomendamos alquilar un coche y realizar el viaje por vuestra cuenta. Es la única forma de visitar el desierto y disfrutar de la paz y la soledad y el misticismo de esta montaña sagrada.

Fuente:http://www.pasaporteblog.com/uluru-ayers-rock-montana-sagrada-daborigenes-australia/

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies