Piedras de Boji o Moqui – Piedras Chamánicas

Las piedras Moki o Chamánicas son bolas que según algunos científicos se formaron hace 190 millones de años durante el Jurásico.

Piedras Chamánicas: Cuando la zona estaba cubierta por el mar, también llamadas piedras Navajo, le debe su nombre a la tribu Americana, se encuentran principalmente al sur-oeste de Norte América en el estado de Utah.

Los indígenas Anazazis Hopi y Zuñi ya lo conocían y las utilizaban como piedras esotéricas, creían que venían del espacio.

PIEDRAS DE BOJI O MOQUI

Pensaban que eran piedras mágicas y energéticas; le atribuían valores energéticos para poderse comunicar con los espíritus y la energía del cosmos.

La piedra se componen de una masa de arena comprimida en el interior recubierta de una capa de hierro o hematita.

Otras líneas de pensamiento hablan de minerales depositados por aguas subterráneas, meteoritos que cayeron a la tierra o piedras volcánicas, al parecer piedras similares han sido encontradas en Marte.

LAS BOLAS O PIEDRAS MOKI

Se han utilizado desde tiempos inmemoriales por los Chamanes para obtener conocimiento y ahondar en el pasado. Normalmente tienen una ligera carga magnética que se cree estimula el Chi.

Los Chamanes las utilizaban para contactar con totems, los espíritus animales del individuo, los antepasados muertos, para obtener guía, equilibrar las energías, conectando con la madre tierra, facilitar la meditación, los viajes astrales, enfrentarse al miedo a la muerte, etc.

Según las creencias populares de los Indios Americanos servían como protección ante los desequilibrios emocionales y eran beneficiosas sobre el sistema inmune, la circulación y la musculatura, colocando la piedra sobre la zona afectada.

Además las utilizaban para la caza y los niños para jugar a las canicas.

Las piedras de Moki son excelentes para hacernos tener los pies en el suelo y ver las cosas desde un punto de vista práctico.

Esta piedra tiene la cualidad de devolvernos a la realidad después de realizar trabajos espirituales. Se le atribuyen propiedades de carácter protector tanto a nivel espiritual como físico.

Dicen los Chamanes que si se sujeta una piedra Moki femenina que es la más redondeada en una mano y la piedra moki masculina con forma de platillo en la otra.

Se disipan los pensamientos negativos que nos atormentan y se experimenta una gran paz, ya que una piedra absorbe la energía negativa y la otra la reemplaza por energía positiva logrando el equilibrio.

Hoy se utilizan de la misma manera, equilibrando las energías, tanto positivas como negativas de uno mismo, como las que llegan del exterior; se conocen dos sistemas de utilización:

  • Con una unidad (llevándola en el bolsillo) para poder equilibrar las energías.
  • Con 2 unidades en meditación, representando masculinidad y feminidad; una en cada mano.
  • También se le atribuyen poderes de sanadores en problemas de circulación sanguínea y para aliviar el dolor general practicando meditación.

GRACIAS A SU FUERTE CONEXIÓN CON LA TIERRA, SON MUY BENEFICIOSAS PARA LAS PLANTAS Y COSECHAS

Pero hemos de tener en cuenta que esta piedra puede llegar a deteriorarse rápidamente si la dejamos en un lugar de condiciones climáticas de fuertes lluvias.

Psicológicamente las piedras de Moki nos aporta una energía que actúa sobre los bloqueos deshaciéndolos. Limpian las emociones dañinas que podamos tener enquistadas y nos alivian de los recuerdos dolorosos.

Las piedras de Moki nos traen claridad a la hora de descubrir cualidades ocultas para que puedan ser liberadas delicadamente y podamos beneficiarnos y beneficiar con las mismas.

Mentalmente, las piedras de Moki llevan la atención hacia improntas mentales y condicionamientos de carácter hipnótico del pasado, que pueden limitar y condicionar nuestra vida.

Las piedras de Moki sacan a la luz de nuestra consciencia los patrones de pensamientos negativos y las conductas derrotistas. Dirige su energía hacia la causa de las enfermedades que tienen un origen psicosomático y nos ayuda a ponerles remedio.

Físicamente las piedras de Moki estimulan el flujo energético a través del sistema de meridianos corporales disolviendo los bloqueos del cuerpo físico y sutil.

Son muy útiles para aliviar el dolor físico y favorece la recuperación de los tejidos dañados. Resultan muy útiles cuando se pasa por un periodo de falta de energía física o cuando se padece una enfermedad crónica.

Fuente: https://www.infomistico.com/portal/piedras-de-boji-o-moqui-piedras-chamanicas/

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies