Meditación del Espejo y las tres puertas

Nos sentamos relajados, después de hacer unos ejercicios mentales, y tratamos ahora de concentrarnos en nuestra respiración, haciendo que esta se vaya tornando más y más lenta hasta que ya no tenemos cuenta de ella.

Nos imaginamos que vamos por un túnel de
luz
, un túnel donde todo es positivo, donde nos despertamos a realidades mayores que nos harán recordar todo lo que vemos y oímos.

Vemos que este túnel de luz tiene muchas luces alrededor, luces que también nos da un sentimiento de paz y amor.

Pasamos por este túnel de luz hacia un cuarto con paredes blancas lleno de luz, y sabemos que es un cuarto especial sólo para nosotros, donde nos recargamos con energía con sólo estar ahí.

Una vez recargados, nos damos cuenta de que hay un espejo del tamaño de una persona, y al ver nuestra imagen reflejada en el espejo vemos que hay una luz alrededor de esta reflexión, esta luz cubre todo alrededor de nuestro cuerpo y forma un escudo de protección por alrededor. Es el campo magnético de nuestro cuerpo.

También nos damos cuenta de que se ven mas luces de todos colores alrededor de todo el cuerpo, encima de nuestro campo magnético.

Es lo que se llama aura, y refleja nuestros sentimientos, nuestras acciones, nuestro karma.

Ponemos atención en los colores y en qué parte del cuerpo están mas concentrados; si vemos que hay una oscuridad en algún lugar, entonces esto es una indicación de que en esa parte del cuerpo hay que trabajar y mandar energía para evitar que se propaguen enfermedades, o ayudar a sanar la que ya se ha manifestada en nuestro cuerpo físico. 

n el Aura se refleja antes las enfermedades que estarán pronto a materializarse, y se pueden evitar en base a nuestra manera de pensar, actuar, y en la dieta que uno tiene.

Una vez que hemos terminado de ver todos los colores, nos acercamos ahora hacia otra pared donde vemos que hay tres puertas blancas:

la de la izquierda es la puerta que nos llevará hacia nuestro pasado, que incluye vidas pasadas; la del centro es la puerta que nos llevara a ver el presente.

La puerta de la derecha es la que nos llevara a ver las probabilidades del futuro, es decir, a ver lo que puede pasar, y dependiendo de nuestros actos y el karma que tenemos que vivir, podemos cambiarlo para que no suceda, si es que es malo, o para que suceda mucho mas rápido si es que es bueno.

Escogemos una de la puerta y entramos…

Después de algún tiempo que intuimos necesario, será hora de volver y veremos de nuevo este túnel de luz por donde comenzamos a regresar, recordando todo lo visto, oído y sentido.

A la cuenta de tres, esta meditación habrá terminado, y nos sentiremos contentos y felices. Uno, regresamos a nuestro cuerpo y sentimos donde estamos y con quien estamos; dos, movemos las manos o los pies, y tres, abrimos nuestros ojos.

Apuntar las experiencias y sentimientos experimentados.

Fuente: http://es.scribd.com

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies