Los mensajes del rostro

Como dice el refrán, la cara es el espejo del alma, y también podemos asegurar que sus “marcas” son el reflejo de la salud

La medicina tradicional china y la medicina ayurvédica de la India han desarrollado, a lo largo de los siglos, un método preciso de diagnóstico a partir de los signos externos y de las marcas que aparecen en el rostro. Aprende a descifrarlos.

Por lo general un rostro sano posee una piel suave, elástica y brillante, semejante a la de los niños. Pero aunque el cutis ideal dura tan poco como la infancia, muchas de las alteraciones que sufre nuestra piel no se deben exclusivamente al paso de los años, sino a un progresivo deterioro de la salud.

Una de las causas que produce más daños cutáneos es, sin duda, el estrés, puesto que genera un desequilibrio corporal que acelera el proceso de envejecimiento cutáneo, ya que disminuye el riego sanguíneo.

Al recibir menos nutrientes las células de la piel, llamadas queratinocitos, dejan de participar en los mecanismos naturales de defensa, debilitando el sistema inmunológico.

A la hora de interpretar los signos nunca debemos tener en cuenta el aspecto del rostro de una persona que tenga sueño, esté enfadada o se sienta deprimida, acabe de hacer el amor o esté en estado de embriaguez.

En todos estos casos, el color y el aspecto general del rostro puede verse alterado. Otro aspecto a tener en cuenta es si la persona ha sufrido algún tipo de cirugía plástica o lleva maquillaje que altere la coloración normal.

Finalmente, la edad es un dato importante a tener en cuenta, porque, con los años, el rostro sufre modificaciones significativas.

¿Qué ves bajo la nariz?

Surco horizontal profundo en la base de la nariz: muestra propensión a las alergias, y también una disminución del deseo sexual

Surco ventral profundo en el mentón: sufrimiento, frustración o deseo sexual reprimido

Arruga ventral profunda al lado de la boca: debilidad del sistema reproductor

Punta de la nariz roja: padecimiento cardíaco

¿Qué indican tus labios?

Manchas blancas: parásitos intestinales

Manchas azuladas: mala circulación y estreñimiento

Manchas oscuras: problemas de colon

Labios con puntos de café: indigestión crónica o lombrices intestinales

Pálidos: anemia o problemas circulatorios

Pálidos-rosados: problemas hormona les o mal funcionamiento del sistema linfático

Oscuros: mala circulación sanguínea o desequilibrio ligado a algún órgano interno

De color rojo subido: predisposición al riesgo de infección, a los problemas respiratorios y a la hipertensión

Labios temblorosos: miedo o ansiedad

Labios con ampollas o herpes: depresión o celos

Labio inferior hinchado: sobrecarga del hígado, tendencia a la obesidad y desorden mental. En algunos casos puede ser síntoma de estreñimiento, meteorismo o fermentaciones intestinales

Arrugas verticales sobre el labio superior: tabaquismo o falta de actividad sexual. Las arrugas verticales sobre el labio superior también pueden ser señal de un problema en el aparato respiratorio

Arrugas verticales en el labio inferior: indican desequilibrios energéticos en los riñones o disfunciones del aparato sexual (frigidez, menopausia, problemas en los ovarios, dismenorrea, etc.)

Tus OJOS hablan por ti

Bolsas debajo de los ojos: problemas renales (retención de agua). Si aparecen por la mañana al levantarse, es signo de que se han cometido excesos la noche anterior

Párpados hinchados: mal funcionamiento del bazo o existencia de cálculos en la vesícula

Párpados ásperos, rugosos: lento funcionamiento del aparato digestivo en general

Párpados rojos: presión alta y defectos en el sistema circulatorio y hormonal

Párpados pálidos: problemas circulatorios o anemia

Párpados amarillentos-rosáceos: indican un problema de hígado, riñones o corazón

Anillo amarillo alrededor del iris: colesterol elevado

Ojos grisáceos: si el blanco de los ojos tiene una tonalidad grisácea, es posible que exista algún problema en los riñones y que la persona se sienta falta de energía y vitalidad

Ojos enrojecidos: los órganos internos están trabajando mal o el sistema nervioso está bajo estrés.

Cuando el enrojecimiento afecta al ángulo externo del ojo, denota problemas circulatorios; si el enrojecimiento se localiza en el ángulo interno, puede indicar que el intestino delgado no funciona bien.

Los ojos que se enrojecen con facilidad pueden evidenciar también trastornos de bilis

Ojos prominentes: disfunción de la tiroides

Esclerótica amarillenta: alteraciones hepáticas o de páncreas, problemas digestivos

Patas de gallo: mala vista e hígado débil

Cómo son tus uñas?

Con estrías horizontales: mala nutrición o falta de minerales

Con estrías longitudinales: mala absorción de los nutrientes

Con formas cóncavas: debilidad cardiaca y respiratoria

Con formas de pico de loro: tos crónica

Con profundos surcos transversos: fiebre crónica o larga enfermedad

Con protuberancias al final: infección crónica del pulmón

Con puntos blancos: posible deficiencia de calcio, cinc o vitamina A

Uñas débiles y frágiles: desequilibrio mineral y, más concretamente, carencia de calcio

Fuente: c/seminarios/rostro.htm

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies