Conoce tu nivel alfa

El cerebro funciona a través de una interconexión compleja entre millones de neuronas. En ellas se establece una especie de transmisión eléctrica a través de unos puentes de unión llamadas sinapsis. Esta actividad eléctrica se lleva a cabo por medio de ondas que varían según su frecuencia y amplitud de onda.

  • Existen cinco tipos de ondas estudiadas: Gamma, beta, alfa, teta y delta.

Las ondas alfa son oscilaciones electromagnéticas que oscilan entre los8-13 Hz. Se originan en las células cerebrales de la región del tálamo. Estas ondas se originan principalmente con los ojos cerrados pero aún despierto, en estado de relajación. Es el tipo de ondas que se dan durante los estados de relajación. Son ondas más “tranquilas” que las beta. El estado alfa se considera como un estado de lucidez interna relajada.

Para inducir un nivel alfa se necesita una relajación profunda, la meditación, la contemplación o la oración. Es un nivel en el que logramos mantener la mente y el cuerpo en estado de paz, sin tensiones físicas ni emocionales.

Cuando nuestro cerebro funciona en un nivel alfa, aumenta su campo de intelectualidad, su memoria, su creatividad, la inspiración así como la percepción sensorial y extrasensorial. Las personas que practican la clarividencia, telepatía, precognición lo hacen en un nivel de conciencia alfa.

Una manera de entrar en este nivel es cerrar los ojos y dirigir la mirada hacia arriba en un ángulo de veinte grados, luego, con intervalo de dos segundos, se comienza a contar de manera regresiva del cien al uno. Al comienzo puede ser difícil lograrlo y más aún mantenerse en alfa, pero con la práctica continua durante varios días se puede conseguir.

Entrar en nivel alfa puede ayudar a clarificar y optimizar las ideas en esos momentos del día en el que estamos acelerados, sometidos a mucho estrés o invadidos por las preocupaciones, luego de esto, seguramente tendrá una visión más positiva de la situación.

Cuando estamos relajados podemos controlar el estrés negativo, mejorar el descanso, la capacidad de estudio y la relajación. Podemos mejorar nuestra salud, autoestima y confianza en uno mismo.

El nivel alfa aporta las condiciones mentales y emocionales favorables para lograr las soluciones a los problemas que nos agobian en determinado momento. Podemos modificar actitudes e ideas negativas acerca de uno mismo.

Durante la meditación ocurre un cambio de frecuencia de ondas betas a ondas de frecuencia más bajas como las alfa. Acá se mantienen en un nivel vigil, sin dormir ni soñar, en un estado de concentración total que permite expandir la conciencia.

Si estás convencido en todo lo que has leído hasta ahora, intenta practicarlo, seguramente obtendrás cambios positivos en tus pensamientos, actitudes y emociones.

Por: Agustín Sequera

Fuente: http://www.inspirulina.com/conoce-tu-nivel-alfa.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies