Para elaborar nuestro propio aceite de lavanda tan sólo necesitamos:

* Flores frescas o secas de lavanda

* Aceite de girasol, oliva, sésamo, etc.

* Un tarro de cristal

* Un tarro de cristal opaco

Para elaborar el aceite de lavanda echaremos las flores en el tarro de cristal y pondremos tanto aceite como sea necesario para cubrirlas por completo.

Cerramos el tarro y lo dejamos en un lugar donde reciba la luz, aunque no de forma directa. Cada día lo vamos a mover bien y transcurridos 40 días ya lo podemos colar y lo conservaremos en un frasco de cristal opaco.

El aceite terapéutico de lavanda tiene muchas aplicaciones, estas son las principales:

* Antiséptico

* Analgésico

* Cicatrizante

* Llagas

* Picaduras de insectos

* Quemaduras

* Efecto relajante

* Dolores reumáticos

* Dolores en lumbares

* Dolor de cabeza

* Pies cansados

* Heridas y cortes

* Enfermedades de la piel

* Eccemas

* Hematomas

Fuente: http://www.ecoagricultor.com/2013/04/como-elaborar-aceite-terapeutico-de-lavanda/

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies