Amma, Abrazando el alma

En 1953, en una pequeña villa de Kerala (al Sur de India) nació una niña de nombre Sudhamani. Ya durante su infancia, sus padres la encontraban a veces absorta en un estado de profunda meditación. La devoción hacia Dios formaba parte integral de su naturaleza. A la edad de 5 años, ya componía pequeños cantos devocionales.

Cuando Sudhamani solo tenía 9 años, su madre cayó enferma y la responsabilidad de la cocina y de la casa recayó sobre sus espaldas. Tuvo que dejar la escuela a pesar de que era una estudiante brillante. Ella ofrecía a Dios cada minuto de sus largas jornadas de trabajo. Aceptaba todos los obstáculos como un medio empleado por Dios para acercarla a Él.

Por el mismo motivo aceptaba todos los malos tratos que le infligían los miembros de su familia, irritados por su comportamiento místico que no llegaban a comprender. Cuando terminaba su trabajo, hacia la media noche, Sudhamani, en lugar de ponerse a dormir, se pasaba la noche meditando, cantando o rezando.

El Amor y la compasión hacia todos los seres es otra cualidad que manifiesta claramente desde su edad más temprana. El espectáculo de la crueldad y el egoísmo del mundo, del dolor y del sufrimiento que observaba alrededor, no hacía más que acrecentar el Amor de Sudhamani hacia Dios y su deseo de quedar absorta en Él.

Su búsqueda de la Divinidad tenía ahora otro objetivo: consolar el sufrimiento y el dolor de todos los seres. Aunque no era más que una niña, hacía todo lo que podía por disminuir el sufrimiento de sus vecinos y suministrarles alimentos u objetos de su propia casa, a pesar de los castigos que recibía por estas acciones.

Dice Amma:

“Encontrar paz en nuestro interior precede a encontrarla en nuestro exterior. El esfuerzo interior y exterior deberían ir cogidos de la mano.”

1. Haz servicio desinteresado en la medida de lo posible o pon tu vida y tus dones al servicio de la tierra. Compagina tu espiritualidad con tu cotidianidad.

2. Ten un corazón compasivo y trata de aliviar siempre el dolor de los que te rodean: ellos son tú.

3. Cuida del planeta tierra reciclando, comiendo bien y empleando con sabiduría los bienes materiales.

Fuente: http://sanacionnatural.net

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies