Mineralocosmética

Con los colores naturales de las rocas y los minerales triturados se han elaborado, desde tiempos prehistóricos, pigmentos para pinturas y tintes. Hoy los colores se fabrican sintéticamente, pero los pigmentos aún se obtienen reduciendo a polvo rocas y minerales. Las gemas también se han utilizado durante milenios con fines decorativos, energéticos y terapéuticos para mantener la armonía del cuerpo, buscando el preciado bienestar. Y, con fines decorativos, algunas piedras se transforman en joyas, máscaras, talismanes e incluso amuletos de la suerte. Hay quien incluso afirma que las piedras preciosas desprenden energía vibracional, de ahí su capacidad curativa.

En cosmética se utilizan piedras semipreciosas, como la malaquita, la rodocrosita, la amatista o la turmalina; además de piedras preciosas como el diamante, el rubí o el zafiro y también metales preciosos, como el oro y la plata.

Piedras preciosas y semipreciosas en cosmética:

Citrina
La citrina es una variedad de cuarzo, rica en óxido de silicio. Su nombre procede de palabra francesa citron (limón) debido a su color amarillo dorado. El polvo micronizado de esta gema se aplica en cosmética por sus propiedades antiestresantes y, por su capacidad de estimular el sistema inmunitario. Se emplea asimismo para proteger las pieles sensibles.

Hematita
Esta piedra maciza, opaca y con brillo metálico, es un óxido de hierro (Fe2O3). Su particular disposición en forma de pétalos le confiere el nombre de rosa de hierro. El extracto de hematita es un complejo rico en hierro natural, oligoelemento esencial para el buen funcionamiento del organismo. Su uso en cosmética se debe a su capacidad de aumentar la síntesis de procolágeno tipo I, testada en fibroblastos humanos.

La aplicación de hematita es una alternativa eficaz e innovadora para estimular la síntesis de colágeno a la vitamina C, que es una de las moléculas más utilizadas para este fin. La hematita actúa directamente en la estimulación de la actividad de la enzima prolilhidroxilasa, que permite aumentar la producción de procolágeno por parte de los fibroblastos.

Descrita como un agente de regeneración, ya que ayuda a la piel a redensificarse y a recuperar su firmeza desde el interior, su aplicación principal son los cosméticos que combaten las arrugas en profundidad, gracias a un efecto de relleno de la piel.

Malaquita
Su nombre procede de la palabra griega Mala’khé, que significa «el color de la malva». Representa la creatividad y el cambio, y fue la piedra sagrada del Antiguo Egipto, donde además, el polvo verde de malaquita se utilizaba para maquillar los ojos. Su riqueza en cobre le confiere propiedades antirradicales. Neutraliza el anión superóxido y aumenta la acción de la glutatión reductasa.

Es conocido el interés en la fabricación de productos cosméticos antirradicales libres, antipolución o antiestrés, ya que las agresiones ambientales sobre la piel, como la radiación ultravioleta (UV), favorecen la producción de especies reactivas de oxígeno, entre ellas los radicales libres, que se traduce en envejecimiento cutáneo. La piel dispone de mecanismos de defensa antioxidantes, enzimáticos y no enzimáticos, para hacer frente a las agresiones ambientales. Pero ante un exceso de estímulos, el mecanismo endógeno es insuficiente y aparecen los problemas. Así pues, si la relación prooxidantes/antioxidantes es favorable a los primeros, aparece el llamado estrés oxidativo, que parece ser la causa extrínseca más importante del envejecimiento cutáneo.

Uno de los mecanismos de defensa enzimáticos, junto con la vitamina E y la vitamina C, es la glutatión reductasa. El extracto de malaquita es pues un nuevo activo contra el estrés oxidativo, por tanto, un producto antiedad, antipolución y detoxificante.

Rodocrosita
La rodocrosita es un carbonato de manganeso con estructura cristalina romboédrica. Es la piedra antiestrés por excelencia. En litoterapia se emplea para purificar la piel y mejorar el bienestar físico. La acción citoprotectora de los fibroblastos, demostrada in vitro, se atribuye a su contenido en manganeso y es comparable a la que posee la vitamina E sobre las radiaciones UVA. El manganeso es también un cofactor de la superóxido dismutasa, enzima clave en la protección del daño causado por los radicales libres. Por esta razón se aplica extracto purificado de rodocrosita en pieles fatigadas y en cosméticos antiedad y antiestrés, por su acción revitalizante.

Smithsonita
Extracto mineral rico en cinc, oligoelemento clave para la piel, que induce la síntesis de metalotioneinas. Por esta razón, una de sus propiedades más importantes es la protección celular frente a los efectos nocivos de las radiaciones UVB, así como su acción secuestrante de metales pesados.

Este ingrediente es muy adecuado para formulaciones de día, y su campo de aplicación son los productos protectores antiestrés y antipolución.

Amatista
Esta variedad de cuarzo aún simboliza en nuestros días la sobriedad. El polvo de amatista activa la microcirculación y mejora el aspecto y el tono de la piel.

Turmalina
Los cristales de turmalina emiten energía en la zona infrarroja lejana (entre 4 y 20 ?m). Debemos tener en cuenta que la piel absorbe las radicaciones infrarrojas a 9 ?m. En las pruebas de eficacia se puede observar como el polvo de turmalina incrementa la temperatura cutánea por activación de la circulación sanguínea a través de un fenómeno físico: la emisión energética en la zona infrarroja lejana.

PIEDRAS PRECIOSAS:

Diamante
El polvo de diamante tiene propiedades cicatrizantes y activa la microcirculación. Los peelings de diamante son un auténtico lujo para la piel.

Rubí
Esta piedra preciosa ha sido considerada durante muchos años como una de las gemas más valiosas de la tierra. Su color rojo, sinónimo de pasión y poder, se debe a su contenido en trazas de cromo, hierro titanio o vanadio. El rubí en polvo es un potente estimulante y regulador de la circulación sanguínea. También posee un efecto tonificante cutáneo.

Zafiro
Esta espléndida piedra preciosa azul es una variedad de óxido de aluminio, aunque también se puede encontrar en otros colores: amarillo, rosa, anaranjado e incluso lila. El polvo de zafiro puede usarse como restaurador de la piel, el cabello y las uñas. También encuentra su aplicación en productos antitranspirantes.

Por Anna Codina
Fuente: http://www.macroestetica.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies