En su la lucha contra la ignorancia y la necesidad, los condones han fungido como un elemento clave para cualquier revolución sexual que cada individuo ha experimentado por carne propia.

El condón, artículo utilizado para evitar embarazos y enfermedades de transmisión sexual, ha sido objeto de juicios, críticas y hasta alabanzas. En su la lucha contra la ignorancia y la necesidad, los condones han fungido como un elemento clave para cualquier revolución sexual que cada individuo ha experimentado por carne propia.

Los hay masculinos y femeninos. Mientras que los primeros gozan de tener una gran variedad en tamaño, textura, color y hasta sabor, los segundos no han disfrutado de la misma fama. Incluso, tanto personajes de imagen pública como asociaciones continúan estigmatizando los condones femeninos, llamándolos “medusas”, “bolsa de colostomía”, “anemoscopio”. Por ejemplo, en 2013, una escritora publicó en el blog feminista Jezebel, “las mujeres no cambiarán su parecido acerca de querer tratar a su vagina como un bote de basura. […] Los condones femeninos son simplemente iuuu.”

Debutando en 1993, los condones femeninos se presentaron como una alternativa al control de la vida sexual de cada mujer. Y a pesar de que en países desarrollados no gozaron de buena fama (por su ruidosa y gigantesca presentación), en países subdesarrollados han funcionado como un seguro contra las consecuencias del abuso sexual. Si bien aún no ejercen un control efectivo en contra de la violencia que miles de mujeres viven diario en diferentes partes del mundo, el condón femenino ha ayudado a prevenir contagios de enfermedades como el VIH o de embarazos no deseados.

Razón por la cual, ambos tipos de condones están siendo rediseñados para un mejor uso y aceptación. Diversas compañías están diseñando diversos tipos de condones femeninos para que su uso y su capacidad sea más efectiva y aceptada por el público. Por ejemplo, a diferencia de los primeros condones, éstos pretenden hacerse con nitrilo, componente económico que elimina el ruido que generaba el poliuretano.

Existen diversos prototipos: uno propone que la mujer pueda colocarse un anillo con la capacidad de ser empujado hacia el interior de la vagina a través del pene; otro, que la ropa interior funja un papel de condón y pantaleta, así la mujer podrá tener relaciones sexuales sin siquiera quitarse sus calzoncillos; en Seattle se propuso un tampón que se desenvuelve a los 60 segundos que el producto entre en contacto con la lubricación de la vagina; mientras que en California se desarrolló un condón femenino de silicona, el cual se desenvuelve como un acordeón al ser empujado al interior de la vagina.

No obstante, a pesar de los intentos de innovar el uso de los condones femeninos, es imprescindible primero luchar contra los estigmas que éstos han mantenido a lo largo de las últimas décadas. Ya que uno de los problemas que se presentaron respecto con este producto fue su costo monetaria. Laura Frost, socia del Global Health Insight, menciona que: “Algunas propuestas son más fuertes que las otras. Los productos tienen que luchar contra la asequibilidad o la conocimiento de que existen.”

Es así que las empresas que pretenden relanzar el producto, necesitarán invertir tiempo y esfuerzo para campañas de marketing y educación a nivel internacional. Incluso, han empezado a dar opciones más allá del condón: varios científicos están desarrollando intervenciones que podrían actuar a la par de preservativo femenino: pastillas antiretrovirales y gel vaginal que previenen VIH.

De este modo, el condón femenino puede ser uno de los ejes sociales que permitan la toma de conciencia de la sexualidad femenina: no como un poder y responsabilidad dada a los hombres, sino como un una aceptación y experiencia innata de las mujeres. Es sólo cuestión de adquirir y comprender la información que tenemos a nuestra disposición.

Fuente: http://www.mamanatural.com.mx/2014/04/innovacion-en-los-condones-femeninos-para-tomar-conciencia-de-la-sexualidad/

¿Me ayudas a difundir? ¡Comparte!Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies