la guia sana omega 7El omega 7 o ácido palmitoleico es un ácido graso monoinsaturado que presenta propiedades beneficiosas sobre la piel y mucosas.

Este ácido graso lo encontramos en el aceite de las bayas de espino amarillo (Hippophae rhamnoides), en una proporción del 28%. Esta planta es originaria de Europa, Asia Menor y el Cáucaso, donde crece en terrenos arenosos, dumas y orillas del mar.

Para su obtención se utiliza la extracción supercrítica con CO2, procedimiento que da como resultado un aceite 100% natural y libre de excipientes artificiales. El aceite así obtenido se utiliza en diferentes patologías dérmicas y alteraciones epiteliales debido a su composición; ya que es, también, rico en ácido linolénico (omega – 3), ácido linoleico (omega – 6), ácido oleico (omega – 9) y en antioxidantes, como son tocoferoles y tocotrienoles, que de manera sinérgica potencian los efectos protectores y regeneradores de piel y mucosas.

Las actividades que presenta el omega – 7 son:

  1. Antiinflamatoria. Es sustrato de la síntesis de prostaglandinas, sustancias que intervienen en el proceso antiinflamatorio, motivo por el cual mejora los síntomas producidos por diversas afecciones dérmicas, como: dermatitis, eccemas y psoriasis; y también mejora otras alteraciones de mucosas, como: úlcera péptica y gástrica, inflamación vaginal, etc.
  2. Analgésica suave. Disminuye el dolor debido a las alteraciones o afecciones de piel y mucosas.
  3. Antioxidante. Combate los radicales libres causantes del envejecimiento celular.
  4. Nutriente. Mantiene los tejidos nutridos, lubricados y con una óptima estructura, ya que forma parte de la estructura de las membranas celulares.

Actualmente podemos observar como la presencia de ácidos grasos mono y poliinsaturados (aceite de oliva, frutos secos y pescado azul) en la dieta de nuestra sociedad, está muy por debajo de las recomendaciones internacionales; en cambio ha aumentado considerablemente la ingesta de aquellos alimentos ricos en ácidos grasos saturados (carnes, embutidos, mantequillas, bollería industrial, etc.) que tienen un papel proinflamatorio, y que conllevan riesgo cardiovascular. Debido a estos cambios en el comportamiento nutricional de la población se hace necesario el aporte de ácidos grasos insaturados con el fin de equilibrar la dieta; ayudando así a mantener un buen estado de piel y mucosas, y por lo tanto garantizando un buen estado inmunológico, necesario para afrontar con éxito el día a día.

Podemos afirmar que el aceite de espino amarillo es un producto natural que nos aporta beneficios inmunológicos, ya que disminuye y/o mejora las afecciones de la piel y mucosas, fomentando un buen estado de las membranas celulares y potenciando un correcto funcionamiento de éstas como primera barrera protectora contra microorganismos externos; por lo tanto protege nuestras defensas naturales; así pues podemos decir que la clave está en las membranas celulares.

Patologías en las que está indicado el uso del w-7 como complemento nutricional:

Dermatitis atópicas, síndrome de Sjögren, sequedad vaginal, sequedad de ojos, tratamientos oncológicos, etc.

Emi López Carrasquilla – Nutricionista
http://enenutricio.wordpress.com

¿Me ayudas a difundir? ¡Comparte!Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR