Para hablar de la nutrición en los gatos es necesario saber primero que sus necesidades son muy diferentes a las de otras especies, ya que muchas veces se les quiere tratar como a perros y se cometen errores que resultan trascendentales para el desarrollo y para mantener una salud adecuada.

En primer lugar, el gato, a diferencia del perro, es un carnívoro estricto. La anatomía del gato está adaptada a la dieta del carnívoro, ya que tiene todas las características del cazador: orejas verticales y anterógradas, dentadura adaptada para el corte y desgarre y no para la molienda, ojos al frente del rostro y sus garras retractiles. Desde el consumo del agua se pueden apreciar las diferencias en relación con otras especies. Se sabe que los gatos tienen una relativa capacidad inherente de concentración urinaria, como un medio para economizar agua, capacidad que aparentemente le fue heredada de sus ancestros del desierto, ya que estos últimos tenían que adaptarse a las condiciones desfavorables de sequía.

Los gatos tienen una capacidad compensatoria mediante el consumo de agua voluntaria menos precisa y rápida que los perros, en respuesta a los cambios en el contenido de agua del alimento. En forma similar, su respuesta de “sed” para poder hidratarse cuando se incrementa la temperatura ambiental, es menos efectiva que en los perros. Esto quiere decir que aunque exista mucho calor o el alimento sea seco, los gatos tomarán la misma cantidad de agua que en otras condiciones, lo que hace a esta especie más susceptible al Síndrome Urológico Felino por la formación de una orina muy concentrada.

Para tratar de evitar al máximo este padecimiento, además de proporcionarle una dieta que acidifique la orina, se deberá evitar que dicha dieta sea seca, lo que además hará más susceptible al gato a la obesidad. La cantidad de agua en el alimento no deberá ser menos de 63%. Además de todo lo anterior, también hay que tomar en cuenta que para que un gato le resulte atractivo el alimento y lo ingiera, primero le debe gustar por medio el olfato. Si por el olor el alimento no es agradable para el gato, éste no se lo va a comer. Por ello resulta de suma importancia que los alimentos tengan un buen aroma y que el animal no tenga tapadas las fosas nasales. Por ejemplo, si el gato padece de Rinotraqueitis Viral, habrá que ofrecerle alimentos de olor penetrante y a la vez una terapia para limpiar las vías respiratorias superiores, como podría ser con el uso de mucolíticos o vaporizaciones.

Una vez comprendido lo anterior, se deben conocer los nutrientes que necesariamente deben incluirse en la dieta para el aporte de energía y para el mantenimiento de todas las funciones de nuestra mascota.

Una nutrición adecuada

La energía en la dieta del gato es aportada principalmente por grasas y proteínas, siendo mínima la aportación de los carbohidratos, debido a que los gatos digieren y asimilan a los monos y disacáridos, así como los almidones presentes en el alimento, pero no pueden manejar grandes cargas de glucosa intestinal. El hígado de los felinos contiene niveles muy bajos de hexocinasa y de glucocinasa, necesarios para convertir la glucosa en glucosa-6-fosfato. En los omnívoros estas enzimas se encuentran presentes en cantidades adecuadas.

La nutrición adecuada es una parte integral de la buena salud. Con los nutrientes apropiados, en las cantidades correctas, el cuerpo de su gato puede construir metabolitos, reparar tejidos como músculo y hueso así como fortalecer el sistema inmunológico. Comer en exceso o demasiado poco de ciertos nutrientes puede hacer a su mascota más susceptible a muchas enfermedades.

Se ha comprobado que algunos alimentos pueden causar problemas de salud y deben ser evitados:

Estos alimentos incluyen el chocolate, cebollas, leche y subproductos lácteos y las sobras de la mesa. Un alimento elaborado a base de un solo ingrediente, tales como aquéllos de puro pescado, de carne, de hígado o de pollo, también pueden causar problemas de salud, debido a que no proporciona el balance adecuado de nutrientes que su gato necesita.

Fuente: http://www.angelfire.com/yt2/perros/

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies