La primavera en macrobiótica es la estación del año que nos invita a depurar y purificar nuestro organismo. Todo a nuestro alrededor fluye con una energía revitalizadora y activa. Si queremos sentirnos de la misma manera debemos de ir haciendo cambios respecto a la alimentación del invierno. Debemos entonces cocinar con menos llama, menos condimentos salados y por supuesto utilizar las verduras de esta estación las cuales nos aportarán justamente la energía que necesitamos además de ayudarnos a depurar.

Los salteados cortos de verduras nos aportan chispa, vitaminas, una energía ligera y activa y textura crujiente. A lo largo de todo el año debemos de usarlos pero especialmente en primavera nos ayudarán a sentirnos con movimiento, frescura y vitalidad.
El wok es la herramienta ideal para hacer salteados cortos rápidos, con poco aceite y con alta temperatura pero si no tenemos uno podemos hacerlos en una sartén lo cual llevará un poco más de tiempo. El estilo de cocción del salteado corto requiere de presencia absoluta y dinamismo sin parar de remover. Se pueden hacer salteados con agua en vez de aceite para aquellas personas que necesitan una depuración profunda. El resultado final tiene que ser de textura crujiente y de color brillante.

SALTEADO DE VERDURAS PRIMAVERAL: 

Ingredientes:

  • 1 cebolla fresca (lo blanco en medias lunas y lo verde fino)
  • 2 zanahorias medianas (cortadas en cerillas)
  • 2 ajos frescos (en rodajitas)
  • 3 alcachofas (en cuartos y cubiertas con agua y zumo limón)
  • 4 rabanitos (en cuartos)
  • 1 cucharada aceite de sésamo
  • sal marina.

Opcional: unas gotas de aceite de sésamo tostado.

Elaboración:

-Cocinar las alcachofas al vapor durante 15 minutos con una pizca de sal.
-Preferiblemente en un wok y sino en una sartén calentar el aceite. Saltear la parte blanca de la cebolla con el ajo fresco y una pizca de sal durante 3 minutos.
-Añadir la zanahoria y saltear unos minutos hasta que quede flexible.
-Incorporar la alcachofa, los rabanitos y una pizca de sal y saltear durante 3 minutos. Por último añadir el verde de la cebolla y saltear 1 minuto.
-Añadir unas gotas de aceite de sésamo tostado.

Los picles o encurtidos son imprescindibles para un buen funcionamiento de nuestra flora intestinal aportando enzimas y creando un buen equilibrio entre las diferentes bacterias que pueblan nuestro intestino. Además también ayudan a depurar el hígado, estimulan el apetito y reducen el deseo por el azúcar. La cantidad que debemos de tomar es una cucharada en cada comida.
Son fáciles y económicos de hacer y beneficiarán a tu sistema digestivo y organismo general. Inclúyelos en tu dieta diaria!

PICLES RÁPIDOS DE RABANITOS:

Ingredientes:

  • 1 manojo de rabanitos (en cuartos)
  • 1 bote de cristal mediano
  • 1 cucharadita sal marina
  • 3 cucharadas vinagre de umeboshi

Elaboración:

-Llenar el bote con los rabanitos. Añadir la sal, el vinagre de umeboshi y llenar de agua.
Cerrar y agitar para que la sal se emulsione.
-Volver a abrir y colocar la tapa sin cerrar. También se puede colocar en vez de la tapa una gasa con una goma. Esto se hace para que los rabanitos respiren pero no les entre suciedad o polvo
-Colocar un plato debajo por si rezuma agua por la fermentación y dejar mínimo 24 horas en un lugar oscuro y seco. Contra más días la fermentación será más potente. El sabor deberá ser ácido y un poco salado. Una vez decidamos acabar la fermentación cerrar el bote y colocarlo en el frigorífico o en un lugar muy fresco.

Fuente: http://macrotina.blogspot.com.es

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies